El español Fernando Alonso (McLaren-Honda) se ha retirado del Gran Premio de China de Fórmula 1, el segundo del Mundial, tras la trigésima quinta de las 56 vueltade la carrera, que se disputó este domingo en el circuito de Shanghái. Tras bajarse del monoplaza, el asturiano se mostró satisfecho con su rendimiento y puso como ejemplo que uno de los Mercedes no pudiera adelantarle durante tres vueltas.

"Que Bottas no me pudiera adelantar durante tres vueltas es una de las cosas más surrealistas que me ha pasado", dijo el asturiano en los micrófonos de Movistar Plus. "Lo de Australia pensé que iba a ser irreptible, pero lo de aquí (China) ha sido igual o mejor", expresó Alonso.

Sobre la carrera, Alonso dijo que "fue bastante divertida. Solamente pudimos hacer treinta vueltas, pero estoy satisfecho. Por desgracia no pudimos acabar y coger ese punto o dos, pero un punto o dos no nos va a cambiar la vida, tenemos que estar más arriba de eso y hasta que llegue ese momento intentamos divertirnos por lo menos en la pista", dijo el piloto a los medios de comunicación.

El doble campeón mundial asturiano (2005 y 2006), que estaba efectuando una gran carrera, en la que llegó a ser sexto y siempre rodando en puntos, tuvo que abandonar, al parecer, a causa de un problema en el palier de su McLaren-Honda.

"Creo que fue un palier, se sentía que tiraba solo una de las dos ruedas de atrás así que será algún problema con relacionado con la transmisión", explicó el piloto, cuyo compañero de equipo, el belga Stoffel Vandoorne, también abandonó la prueba unas vueltas antes que Alonso por "un problema con el sistema de gasolina".

El de este domingo es el segundo abandono de Alonso esta temporada, después del de Australia, hace dos semanas, cuando se retiró por un problema en la suspensión a falta de tres vueltas.

"Es una pena no poder acabar. Desde la salida han sido condiciones complicadas pero nos llegamos a poner sextos después del 'safety car', más que eso ya no podía hacer", insistió el piloto español, quien desde que comenzó la temporada ha declarado que nunca antes había tenido un coche menos preparado.

"Sin poder hacer test invernales vamos descubriendo los problemas carrera tras carrera y esperamos ya dentro de poquito poder tener una fiabilidad máxima para acabar las carreras", agregó el asturiano