El piloto español Fernando Alonso ha señalado en China, en donde se celebra este fin de semana el segundo Gran Premio del año, que es en las pistas donde quiere estar y aseguró que no se siente deprimido por la mala trayectoria de su escudería McLaren-Honda y, en concreto, de su monoplaza, ni por los rumores de que no acabará la temporada en el equipo.

"Prefiero estar aquí que estar en el supermercado de mi ciudad", respondió el piloto a un periodista que le cuestionó sobre si considera una pérdida de tiempo estar compitiendo con un coche con tan poco nivel.

Dos semanas después de su abandono en Australia por un problema con la suspensión cuando faltaban tres vueltas para el final, el piloto español habló sobre los comentarios que aficionados y gente del mundo del motor hacen sobre su persona. "Leo comentarios de mucha gente. En España, por ejemplo, cuando a un expiloto de coches o de motos le hacen una entrevista siempre hay una pregunta sobre Alonso y lo difícil que es su situación y todo el mundo se siente cercano a mí. Es como si tuviera una depresión y no es así, estoy en Fórmula Uno y entregando lo mejor de mí", aseguró.

Es como si tuviera una depresión y no es así, estoy en Fórmula 1Así, pese a su retirada en la primera carrera del mundial, Alonso insistió en que hoy, a sus 35 años, se siente "más preparado que nunca". Tras el Gran Premio de Australia, Alonso aseguró que "pocas veces" había tenido "un coche tan poco competitivo".

"El equipo no es muy competitivo ahora, es verdad, y no hay nada que podamos hacer de un día para otro, por lo que es un trabajo duro. Al mismo tiempo el equipo está esperando un trabajo extra de mí ahora, unos resultados extras", apuntó este jueves.

El piloto asturiano insistió en que el motor Honda es el principal responsable de los problemas de su equipo y no solo por la falta de potencia.

"En Australia tuvimos que hacer un récord en ahorro de combustible y va a ser difícil este año para nosotros si el motor no mejora. Ya no se trata solo de falta de potencia, también falta fiabilidad, ahorro de combustible... muchas cosas que te impiden pilotar con normalidad", subrayó.

"Es bastante difícil pilotar el coche ahora porque todo gira en torno al motor. No puedes cometer ningún error en carrera porque cualquier error en una curva te penaliza muchísimo al salir de ella por la diferencia de velocidad", añadió.

Campeón del mundo en 2005 y 2006, Alonso cree que "es decepcionante no tener más campeonatos" y reconoció que echa de menos ganar títulos. "Es por lo que estoy aquí y sigo compitiendo, porque quiero tener más trofeos", dijo el piloto, quien no se sube al podio desde la temporada de 2014.

Aun así, dijo, "tener una carrera de quince años y ser considerado durante quince años como uno de los mejores probablemente es la mejor cosa que tengo en término de sentimientos".

Mañana comienza en la ciudad de Shanghái el Gran Premio de China y el próximo domingo tendrá lugar una carrera en la que el triple campeón del mundo Lewis Hamilton (Mercedes) y el cuádruple Sebastián Vettel (Ferrari) centrarán la atención.

En la primera prueba de Australia, Vettel logró hacerse con la victoria después de un año 2016 en el que la escudería italiana no obtuvo ningún triunfo.