Nunca una tarjeta causó tanta indignación y controversia en Brasil.

Wagner Reway, árbitro que dirigió el partido entre Vitória y Paraná, que se saldó 0-2 a favor de los visitantes, sacó tarjeta a Guilherme Biteco, futbolista brasileño del Paraná, y hermano de Matheus, fallecido en la tragedia aérea del Chapecoense.

Tras anotar uno de los dos goles de su equipo, el jugador se levantó la camiseta entre lágrimas para mostrar una prenda interior con fotografías de su malogrado hermano.

El árbitro no dudó y le sacó amarilla, haciendo caso a la norma por encima de la ciscunstancia emocional.