Indignación en el Bayern por el arbitraje de Kassai en el Bernabéu.

El entrenador del Bayern de Múnich, Carlo Ancelotti, afirmó que "en cuartos de final" de la Liga de Campeones "hay que poner un árbitro con más calidad", ya que, según dijo, el de este partido hizo "un mal partido", la segunda tarjeta amarilla de Vidal "no lo era" y dos de los tres goles de Cristiano "eran en fuera de juego".

El chileno Arturo Vidal, expulsado en el Santiago Bernabéu, y Thiago Alcántara, señalaron al colegiado del partido y hablaron de "robo" en favor del Real Madrid en los cuartos de final de la Liga de Campeones.

"Es muy fuerte que te roben un partido así, han marcado dos goles en fuera de juego y yo estoy mal expulsado. Un robo así no se puede dar en una competición como la Champions", criticó Vidal que recibió una segunda cartulina amarilla muy protestada por una entrada sobre Marco Asensio.

"Teníamos el partido donde queríamos con 1-2, se asustaron y el árbitro empezó su show. Se notó mucho. Ha estado muy feo. En Múnich y aquí nos hemos quedado con uno menos y eso te hace dudar", añadió.

Tanto fue el cabreo de los bávaros que Lewandowski, Thiago y Vidal asaltaron el vestuario del árbitro tras el partido, algo que confirmó el propio Sergio Ramos.