Kevin Durant se lesionó al comienzo del partido ante los Wizards que se disputó en la madrugada del martes al miércoles y ello ha afectado a José Manuel Calderón, que se quedará sin jugar en los Golden State Warriors.

La historia es la siguiente. El base español acababa de ser dado de baja por Los Angeles Lakers, y con la carta de libertad en la mano, había negociado su incorporación a los Warriors, el gran favorito para llevarse el anillo esta temporada en la NBA.

Sin embargo, nada más empezar el partido en Washington, Kevin Durant se lesionó en su rodilla izquierda tras un choque con su compañero Pachulia, lo que hará que esté varias semanas de baja (aún se desconoce el tiempo exacto que tardará en volver).

Los Warriors tenían una ficha libre, la que iban a destinar a Calderón, pero se han encontrado con que necesitaban un alero que cubriese la baja de Durant, y han apostado por contratar a Matt Barnes, que también era agente libre.

Así, Calderón se queda sin espacio en Golden State, aunque el conjunto californiano respetará el acuerdo, le firmará el contrato y le dará de baja para que fiche por otro equipo si así lo desea, bien sea de la NBA o en Europa.