El base estrella Stephen Curry volvió a liderar el ataque de los Warriors al conseguir 30 puntos que los ayudó a ganar a domicilio por paliza de 95-121 a los Jazz en el cuarto partido de la eliminatoria de semifinales de la Conferencia Oeste.

El triunfo permitió a los Warriors barrer la serie 4-0 al mejor de siete pasar a las finales y seguir invictos en la competición de los playoffs después de superar en la primera ronda, también por 4-0 a los Trail Blazers de Portland.

Los Warriors se unen a los Cavalies de Cleveland, los actuales campeones de liga, que ya están también en las finales de la Conferencia Este con marca perfecta de 8-0 y a la espera de conocer rival que saldrá del duelo de semifinales que protagonizan los Celtics de Boston ante los Wizards de Washington (2-2).

También el equipo de Golden State tendrá que esperar a conocer al ganador de la serie de semifinales que disputan los Spurs de San Antonio y los Rockets de Houston, que actualmente se encuentra empatada a 2-2.

Los Warriors, que defienden el título de campeones de la Conferencia Oeste, llegan a las finales por tercera temporada consecutiva, y establecen marca de equipo con el invicto de 8-0.

Los Warriors se unen a los Cavalies de Cleveland, los actuales campeones de liga, que ya están también en las finales de la Conferencia Este

Si los Warriors llegan a las Finales de la NBA por tercera temporada consecutiva será la primera vez que lo hagan en la historia del equipo.

Curry, que aportó también siete asistencias y cinco rebotes tras anotar 4 de 10 triples, tuvo el apoyo de otros cuatro jugadores de los Warriors que lograron números de dos dígitos, incluido el escolta Klay Thompson que completó el mejor partido en lo que va de los playoffs al conseguir 21 tantos.

Mientras que el alero estrella Kevin Durant llegó a los 18 puntos y el ala-pívot Draymond Green volvió a ser el mejor hombre de los Warriors en el juego interior y el más completo al aportar triple-doble de 17 tantos, 11 asistencias, 10 rebotes --nueve defensivos--, y recuperó dos balones.

Bajo la dirección del entrenador interino, Mike Brown, que sustituye en el cargo al titular Steve Kerr, baja por los problemas que sufre con la fuga de líquido de la espina dorsal, los Warriors comenzaron el partido de forma arrolladora con parcial de 17-39, en el primer cuarto después que Thompson y Curry se combinaron para 6 canastas de 8 intentos, y ahí se acabaron todas las opciones de triunfo de los Jazz.

Curry cumplió con el promedio que había conseguido en los siete partidos anteriores de playoffs (26,7 punto), pero Thompson no había jugado bien contra los Jazz.

Todo cambió en el partido que definió la clasificación de los Warriors y Thompson reivindicó su condición de jugador clave en el engranaje ofensivo de los Warriors.

Los Jazz, con la baja del base George Hill, volvió a ser un equipo al que le faltó consistencia y los 25 puntos que aportó el alero Gordon Hayward,  además de cinco rebotes, tres asistencias y dos recuperaciones de balón, no fueron suficientes a la hora de evitar la derrota y la eliminación.