Ambiente de playoffs el que se vivió en el AT&T Center de San Antonio, donde el equipo local de los Spurs, con el ala-pívot LaMarcus Aldridge de líder encestador que aportó 23 puntos, logró una importante victoria, la tercera consecutiva, al derrotar 97-90 a los Grizzlies de Memphis.

Aldridge confirmó que ha encontrado su mejor toque de muñeca y entendimiento con el base francés Tony Parker y anotó 10 de 16 tiros de campo, además de capturar ocho rebotes que fueron defensivos.

El partido supuso también un nuevo duelo entre los hermanos Gasol. Hubo reparto: la victoria para Pau, la mejor actuación para Marc. Así, el hermano mayor se quedó en 9 puntos y 4 rebotes durante 26 minutos en el campo, asentado en su rol de reserva. Mientras Marc Gasol firmó otro doble-doble: 13 puntos y 10 rebotes durante 39 minutos.

En otro partido con representación española, los Knicks de Willy Hernángomez cayeron ante Portland (110-95). Hernángomez anotó 10 puntos y 8 rebotes en los 20 minutos que jugó.