En enero de 2016 Elena Myers, la gran promesa del motociclismo femenino estadounidense, anunciaba que no competiría en dicha temporada por supuesta falta de patrocinio. Algo que, dada su popularidad, hizo duda a más de uno.

Un año después, Myers se ha atrevido ahora a revelar el motivo de su prematura retirada.

Y esta tiene que ver con unos que hechos ocurrieron en septiembre de 2014. Sufrió una caída en New Jersey y tenía hinchada una rodilla y dolor en la espalda.

Por eso, contrató un fisioterapeuta en el hotel Loews de Filadelfia donde estaba con su madre. "Un día después de la última carrera de 2014, fui agredida sexualmente por un masajista terapéutico en el spa del Loews Philadelphia Hotel. Informé de la agresión a varios empleados del spa y del hotel, pero nadie me ayudó. Este artículo, que sale hoy en Philadelphia Magazine, es un comienzo para compartir la dolorosa verdad sobre lo sucedido durante y después de la agresión", indica la piloto en esa publicación.

"Comenzó a tocarme mis genitales por encima de las bragas y a apretarme las nalgas. Me quedé en shock. Él era mucho más grande que yo y no quería que fuera a más. Fue terrorífico", asegura.