El australiano Richie Porte (BMC), que era quinto de la general, abandonó este domingo en el Tour de Francia tras sufrir una dura caída en el descenso del Mont du Chat, en la novena etapa.

En la caída también se vio afectado el irlandés Daniel Martin (Quick Steep), cuarto de la general.

El australiano era uno de los favoritos para la victoria final tras haber hecho una gran Dauphiné. Fue evacuado en ambulancia a un hospital cercano. En ningún momento el corredor perdió la consciencia. Según el primer parte, Porte tiene una contusión en la cadera y un traumatismo craneal.

La etapa eliminó de la carrera a 12 corredores, 7 de ellos por fuera de control y 5 por caídas. Las caídas se cobraron piezas importantes del pelotón, pues además de Porte, también abandonó el británico Geraint Thomas (Sky), segundo de la general.

El galés cayó en el descenso del Col de La Biche y se rompió la clavícula. Además, sufrieron caídas considerables los holandeses Robert Gesink y Jos van Endem (Lotto Jumbo), y el italiano Manuele Mori (EAU).

En el capítulo fuera de control, fueron siete los afectados: los franceses Arnaud Demare (Française), vencedor al esprint en Vittel y en su momento portador del maillot verde y Mickaël Delage (Française), los italianos Matteo Trentin (Quick Step) y Jacopo Guarnieri (Francaise), el eslovaco Juraj Sagan (Bora), el australiano Mark Renshaw (Dimension) y el lituano Ignatas Konovalovas (Francaise).

Todos ellos llegaron a más de 42 minutos del vencedor, el colombiano Rigoberto Urán, quien cruzó la meta con un tiempo de 5h.07.22.