El exjugador de la NBA Lamar Odom, que entre otros equipos militó en los Lakers, ha hecho referencia a su adicción a las drogas en una carta.

"Me metía coca todos los días. Casi cada segundo de tiempo libre que tenía, estaba metiéndome coca. No pude controlarlo", afirma Odom, que en 2013 ingresó voluntariamente en una clínica de desintoxicación.

"Recuerdo estar sentado en la cama, y por primera vez en mi vida no pude salir de la situación. Me quedé atrapado todo el día en mis propios pensamientos", explica en otro momento de su relato.

Asegura que comenzó a consumir cocaína a los 24 años, durante unas vacaciones en Miami, y que poco a poco su adicción fue a más. "Mi cerebro estaba roto. A medida que pasaban los años, y llegué a los 30, mi carrera se fue hacia abajo y las cosas se salieron de control", cuenta.