El italiano Franco Morbidelli (Estrella Galicia 0'0 Kalex) ganó el primer gran premio de Moto2 de manera clara y convincente al imponerse en el circuito de Losail a sus rivales más directos, el suizo Thomas Luthi (Kalex) y el japonés Takaaki Nakagami (Kalex).

Morbidelli, mejor tiempo de entrenamientos, no falló en la salida y enfiló la recta de meta al frente de la carrera, mientras que su compañero en el Estrella Galicia 0'0, Álex Márquez, que era segundo en entrenamientos, se vio superado por el suizo Thomas Luthi (Kalex) antes de llegar a la curva de final de recta.

Apenas cumplida la primera vuelta el suizo superó a Morbidelli para comenzar a marcar el ritmo en un trazado que es muy de su agrado y en donde ya ganó la pasada temporada.

Su vuelta rápida en el segundo giro dejó claras las intenciones del suizo, aunque no se amilanaron ninguno de los dos representantes del Estrella Galicia 0'0 pues el italiano Morbidelli recuperó la primera plaza en la siguiente mientras se producía el primer percance, en el que se vieron involucrados hasta tres pilotos, el australiano Remy Gardner (Tch 3), el malayo Hafizh Syahrin (Kalex) y el italiano Mattia Pasini (Kalex).

Morbidelli marcó las siguientes vueltas rápidas en el cuarto y quinto giro, con las que intentó hacer una selección definitiva de aspirantes, si bien a su ataque respondieron tanto Luthi como Márquez, pero también el japonés Takaaki Nakagami (Kalex) y el portugués Miguel Oliveira al manillar de la nueva KTM con chasis tubular.

Poco a poco Morbidelli fue aumentando su ventaja sin que Luthi y Márquez, los más fuertes tras él, fuesen capaces de aguantar su ritmo, aunque ambos se "enfrascaron" en su propia lucha por la segunda plaza, como Nakagami y Oliveira lo hicieron por la cuarta algo más atrás pero sin llegar a "desengancharse" de la lucha por el podio pues un par de giros después volvían a estar los cuatro luchando codo con codo.

El tirón de Morbidelli fue poco menos que inaguantable para sus rivales y en la séptima vuelta ya contaba con casi dos segundos de ventaja, lo que le colocó en una situación inmejorable para adjudicarse el primer triunfo de la temporada y de su carrera deportiva en el campeonato del mundo si no cometía errores o sufría algún tipo de contratiempo mecánico.

Luthi intentó saltar de la disciplina del cuarteto perseguidor para ir a por Morbidelli, aunque éste supo mantener e incluso aumentar décima a décima la ventaja con un ritmo superior al de sus rivales; el que no pudo aguantar Jorge Navarro (Honda), que se cayó en la novena vuelta sin posibilidad de continuar.

Vuelta tras vuelta la ventaja de Morbidelli se fue consolidando camino del triunfo y en el cuarteto perseguidor Luthi fue quien asumió el "rol" de líder del grupo, en el que el primero en quedarse descolgado fue Alex Márquez.

Final sin sorpresas

El final de carrera no deparó demasiadas sorpresas puesto que Morbidelli consolidó su victoria y Luthi la segunda plaza con Nakagami tercero, por delante de Oliveira y Márquez.

Xavier Vierge ((Tech 3) consiguió concluir en una más que meritoria novena plaza, con Axel Pons (Kalex) también en los puntos al acabar tras él, en tanto que Isaac Viñales (Kalex) fue vigésimo primero, por delante de Julián Simón (Kalex), vigésimo tercero, Ricard Cardús (Speed Up), vigésimo quinto y Edgar Pons (Kalex), vigésimo sexto.