La española Garbiñe Muguruza, décimo cuarta favorita, aseguró su presencia en la segunda semana de Wimbledon al vencer este sábado a la rumana Sorana Cirstea, 63 del mundo, por 6-2 y 6-2.

La finalista en 2015 será la única española de las cuatro que comenzaron el cuadro en disputar el tramo final de Wimbledon, donde ha llegado sin ceder un solo set en tres partidos disputados. Este último contra Cirstea lo resolvió sin perder alguna vez su saque, en 70 minutos, aprovechando cuatro roturas y con 18 golpes ganadores para sellar su mejor victoria en lo que va de torneo.

En la pista dos del recinto del All England Club, Muguruza controló el encuentro con facilidad, para ganar a Cirstea por segunda vez este año, como ya ocurrió en los octavos del Abierto de Australia.

La rumana había llegado a esta instancia tras vencer a la estadounidense Bethanie Mattek-Sands, en uno de los partidos de más impacto este año, ya que la americana, se torció la rodilla derecha, y acabó con gritos desgarradores de dolor en la pista, siendo trasladada después a un hospital. Cirstea quedó conmocionada con la escena.

Ya situada entre las 16 mejores, Muguruza espera ahora a la ganadora del encuentro entre la alemana Angelique Kerber, número uno del mundo, y la estadounidense Shelby Rogers para saber con quien tiene que pelear para colocarse en cuartos de Wimbledon por segunda vez en su carrera.

Ferrer y Ramos, adiós

El checo Tomas Berdych, undécimo favorito, y finalista en 2010, puso fin a la andadura del español David Ferrer en  Wimbledon, al vencerle por 6-3, 6-4 y 6-3 en una hora y 46 minutos, en la tercera ronda.

El jugador checo superó a Ferrer en el tercer enfrentamiento de ambos en un torneo del Grand Slam. Berdych había ganado ya al jugador de Jávea en el Abierto de Australia (2014) y en Roland Garros el año pasado. En el All England se impuso en una hora y 46 minutos.

Ambos jugadores se habían enfrentado en 15 ocasiones, con 8-7 para Ferrer, pero nunca antes en hierba, superficie en la que hace siete años el checo había logrado en estas mismas pistas su primera y única final en el Grand Slam, cuando cayó ante Rafael Nadal en la lucha por el título.

Berdych se enfrentará en octavos con el ganador del encuentro entre el austríaco Dominic Thiem, octavo favorito, y el estadounidense Jared Donaldson.

Por su parte, el canadiense Milos Raonic, sexto favorito, y finalista el pasado año, dejó fuera de combate al español Albert Ramos, por 7-6 (3), 6-4 y 7-5 en la tercera ronda de Wimbledon.

Raonic conectó 21 saques directos, el último de ellos para cerrar la contienda en dos horas y 22 minutos.

Con 55 golpes ganadores, y 26 errores no forzados, Milos se desquitó de la derrota que Ramos le había infligido en Roland Garros el año pasado en octavos (6-2, 6-4 y 6-4). El jugador canadiense se enfrentará en octavos contra el vencedor del encuentro entre el alemán Alexander Zverev y el austríaco Sebastian Ofner.