El hispano-congoleño Serge Ibaka, jugador de Toronto Raptors, se ha mostrado muy decepcionado y enfadado por los rumores que apuntan a que podría tener más edad de la que muestran sus documentos oficiales y ha asegurado que están "basados en estereotipos" y que son racistas, y ha recordado que no nació "en la selva".

"Estoy muy decepcionado con la pequeña parte de la sociedad que crea y propaga rumores y noticias basadas en estereotipos y sin ninguna prueba. Estoy triste de que a día de hoy todavía haya prejuicios en función de su origen y, como africanos, a veces tenemos que posicionarnos", señaló en una carta publicada en las redes sociales.

En este sentido, el internacional español, de 27 años, explicó que se siente "orgulloso" de sus orígenes y de su "herencia". "Nací en la capital de la República del Congo, Brazzaville, una ciudad con más de un millón de habitantes. Una ciudad con hospitales, un registro civil y una administración. Nací en una cuidada, querida y unida familia. No nací en la selva", recordó.

"Sé que vivimos en un mundo de noticias rápidas, donde los rumores y las primicias son la norma, pero creo que los medios de comunicación deben asumir su responsabilidad cuando se habla de asuntos importantes que pueden hacer daño a la gente. Yo sé quién soy y de dónde vengo, y también la gente que realmente me conoce", indicó.

A pesar de todo, el ala-pívot explicó que nada hará que deje de querer seguir jugando al baloncesto. "Estoy triste por que muchas personas han leído un rumor y se han hecho una falsa suposición que puede durar para siempre, que tal vez no lean lo que estoy escribiendo ahora. Lo que es seguro es que nadie puede dejar de hacerme sentir el orgullo por mis orígenes y el amor que tengo al baloncesto", concluyó.