El hispano-alemán Philip Köster, que nació y vive en Gran Canaria pero compite representando a Alemania, se convirtió en el gran triunfador de la categoría masculina individual y doble del Campeonato Mundial de Windsurf de Tenerife 2017. Köster ha conseguido afianzar asi aún más su liderato en el circuito mundial de este deporte.

Tras él, en la competición individual, al segundo lugar quedó relegado, en una final muy ajustada, el catalán afincado en El Médano tinerfeño, Álex Mussolini. Mussolini había vencido en la ronda anterior al defensor del título de campeón del Mundo, Víctor Fernández, que finalizo tercero.

El almeriense viajaba como principal rival de Köster pero no pudo revalidar su logro del año pasado. Fernández consiguió el mayor reconocimiento en tres ocasiones, y él y Köster son los que más campeonatos celebrados en la isla se han adjudicado. En dobles, la final también la ganó Philip Köster, pero los otros dos españoles se alternaron las otras posiciones: segundo esta vez fue Fernández y el podio lo completó Mussolini, tercero.

El PWA de Tenerife se ha disputado desde el 6 agosto en la playa de El Cabezo, situada en El Médano, y ha finalizado este sábado con la ceremonia de clausura. Los mejores días de la competición, por condiciones meteorológicas favorables, han sido miércoles y jueves. Durante esos días, con olas y viento (de cerca de 80 km/h) a favor, han brillado sobre todo las estrellas nacionales.

Tanto es así que otra española ha conquistado el triunfo en la categoría femenina por dobles. La también grancanaria Iballa Ruano Moreno, de 30 años, terminó primera su final ante la oranjestedense Sarah-Quita Offringa, de 26 años, su gran rival en individual y que se alzó con el título mundial en solitario tras conseguir un decepcionante quinto lugar en la cita de apertura del año en Pozo Izquierdo (Gran Canaria).

Otra de las favoritas en dobles, la hermana gemela de Iballa,Daida, no corrió la misma suerte, y tuvo que conformarse con el tercer escalón del podio tras sufrir una lesión que le impidió competir después en la final. Esta grancanaria sufrió un fuerte golpe en las costillas tras un salto por lo que fue trasladada a un centro hospitalario donde fue sometida a diferentes pruebas que descartaron una lesión grave.

En la categoría junior, destacaron los windsurfistas Nicole Bandini, Julia Pasquale, Noah Vocker, Marino Gil (España), Alexa Escherich y María Morales, deportista más joven del mundial, española y de tan solo 11 años. Marino Gil, entre una de las jóvenes promesas de nuestro país, consiguió la revalidar el título que traía de Pozo Izquierdo en El Médano. Se impuso en su categoría (14-15 años) a Takuma Sugi y Mike Friedl.