El veterano base español José Manuel Calderón seguirá al menos una temporada más dentro de la NBA y además lo hará para jugar con los actuales campeones de la Conferencia Este, los Cleveland Cavaliers, que le han ofrecido contrato por un año y 2,3 millones de dólares.

Después de la frustrante temporada 2016-17, que le tocó vivir a Calderón, primero con Los Angeles Lakers y luego con los Atlanta Hawks, a sus 35 años, tendrá la oportunidad de iniciar una liga con el equipo campeón de Conferencia y máximas aspiraciones de luchar por el título de liga.

Al margen del salario, es el mínimo para un jugador con al menos 10 años de experiencia, Calderón, que jugará para el séptimo equipo diferente desde que llegó a la NBA en el 2005, tendrá la gran oportunidad de demostrar su clase en un equipo donde los nuevos compañeros serán nada menos que el alero LeBron James y el base Kyrie Irving, a quien tendrá que darle minutos de descanso.

La salida del base Deron Williams, que no cumplió con las expectativas con las que llegó a los Cavaliers, hizo que Calderón se convirtiese en un jugador de interés para Cleveland por toda la experiencia que acumula en la dirección del ataque.

La llegada del jugador de Villanueva de la Serena a los Cavaliers se convierte en el primer fichaje que hacen los campeones de la Conferencia Este en el nuevo proyecto que tratarán de construir entorno a sus estrellas después del despido de David Griffin como su gerente general.

Calderón podría recibir más minutos, si como se espera Iman Shrumpert deje los Cavaliers en los próximos días rumbo tal vez a Houston, donde los Rockets están interesados por sus servicios.

La pasada temporada, Calderón tuvo la gran oportunidad de haber jugado con los Golden Staet Warriors, que tras ser descartado por los Lakers, lo ficharon, pero la lesión que sufrió el alero Kevin Durant, les obligó a fichar al veterano Matt Barnes.

Los Warriors cumplieron con su palabra y ficharon a Calderón para luego ponerlo de nuevo en la lista de disponibles, de la que lo sacaron los Hawks, con los que jugó los playoffs por cuarta vez como profesional, pero sin que pudiesen pasar de la primera ronda.

Calderón concluyó la temporada 2016-17 con promedios de 3,4 puntos; 2,1 asistencias y un 31,3 por ciento de acierto en los triples, los peores desde que llegó a la NBA.

El base internacional español, que tras haber conseguido la medalla de bronce con la selección, en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, decidió no seguir ya más en el equipo nacional, donde siempre fue un referente.