El alemán Marcel Kittel sumó este miércoles su quinta victoria en esta edición del Tour de Francia, la decimocuarta en total, tras imponerse sin problemas en el esprint de Pau, en una undécima etapa en la que no hubo cambios en la general, liderada por el británico Chris Froome.

El germano del Quick Steep volvió a demostrar que no tiene rival en las llegadas masivas y con su maillot verde de la regularidad se impuso al holandés Dylan Groenewegen, del Lotto Jumbo, y al noruego Edvald Boasson Hagen, del Dimension Data.

Con este triunfo, Kittel suma ya más victorias de etapa que las cuatro que había conseguido en 2014, su récord.

Los favoritos para la general superaron la etapa sin problemas, con Froome con 18 segundos de renta sobre el italiano Fabio Aru, 51 con el francés Romain Bardet y 55 con el italiano Rigoberto Urán.

El español Alberto Contador, que está distanciado en la general, sufrió dos caídas en la jornada de este miércoles.

El ciclista de Pinto no está teniendo fortuna con las caídas en la presente edición del Tour, ya que en la novena etapa ya sufrió otras dos caídas. "Tengo todo el cuerpo dolorido", admitía el lunes durante la jornada de descanso.

Contador no se rinde

"Quien piense que me voy a dar por vencido no me conoce, ha comentado Contador tras cruzar la meta de Pau con dos caídas más a sus espaldas.

Este Tour me está poniendo al límite, incluso psicológicamente

"Ha sido un día complicado, de estos que no sabes cómo van a salir las cosas y nos hemos ido al suelo. Nunca he creído en la mala suerte, pero este Tour me está poniendo al límite, incluso psicológicamente", aseguró el jefe de filas del Trek.

Contador, que es duodécimo de la general a 5.15 del líder, el británico Chris Froome, sufrió una caída en el avituallamiento, la misma en la que se fueron al suelo el danés Jakob Fuglsang, del Astana, y su compañero de equipo italiano Dario Cataldo, que tuvo que retirarse.

Posteriormente, el español se fue de nuevo al suelo cuando su compañero de equipo Michael Gogl tuvo un problema con la cadena y se cayó ante él.

"Tengo un golpe fuerte, uno en la cadera bastante fuerte", aseguró Contador, que reconoció que estas caídas le complicarán poder atacar en las dos etapas Pirenaicas que se disputarán los dos próximos días. "Habrá que esperar a los Alpes", dijo.