El alemán Marcel Kittel volvió a demostrar que en esta edición del Tour de Francia no tiene rival en el esprint y logró este martes su cuarto triunfo de etapa para abrillantar aún más su maillot verde.

Kittel, de 29 años, venció en la meta de Bergerac con una autoridad absoluta, lanzando su ataque desde muy atrás y superando a todos sus rivales en la llegada masiva.

Por detrás, a varios metros, cruzaron la meta su compatriota John Degenkolb y el holandés Dylan Groenewegen. "Estoy más fuerte que nunca, no me había sentido antes tan bien", dijo Kittel.

La etapa fue una jornada de transición, que atravesó Dordoña desde Perigueux a Bergerac a lo largo de 178 kilómetros. No hubo caídas ni incidente alguno tras el descanso.Los esprinters debían volver a escena y no faltaron a la cita.

En la general no hubo cambios y Chris Froome cumplió un día más con la ceremonia del líder a la espera de los Pirineos, que llegarán el jueves. Froome luce el amarillo con 18 segundos de ventaja sobre Fabio Aru y 51 sobre el francés Romain Bardet. El primer español es Mikel Landa, a tres minutos.