El atleta keniata Eliud Kipchoge cumplió el pronóstico y se ha proclamado campeón olímpico en la prueba del maratón de los Juegos de Río, disputada este domingo en el circuito del Sambódromo, por delante del etíope Feyisa Lilesa y el estadounidense Galen Rupp, plata y bronce, respectivamente.

Eliud Kipchoge se colgó el oro con un tiempo de 2 horas, 8 minutos y 44 segundos con una ventaja de 1 minuto y 10 segundos respecto a Lilesa y 1:21, a Rupp, con lo que confirmó el papel de favorito por encima, incluso, del campeón del mundo, el eritreo Ghirmay Ghebreslassie, cuarto, o el campeón olímpico en Londres, el ugandés Stephen Kiprotich, decimocuarto.

Por su parte, los maratonianos españoles Carles Castillejo, que disputaba su última carrera como profesional, y Jesús España fueron durante toda la prueba en los puestos traseros del pelotón y concluyeron en los puestos 49 y 65, a 9:50 y 11:24, respectivamente.

El pelotón de favoritos, integrado casi exclusivamente por africanos (keniatas, etíopes y eritreos) se mantuvo compacto hasta el kilómetro 30, pero poco después de superar el 'muro' Kipchoge aceleró el ritmo y tan sólo le pudieron seguir Lilesa y el norteamericano Rupp, único blanco junto a su compatriota Jared Ward y el británico Callum Hawkins en un universo dominado por los atletas de color.

Otro acelerón de Kipchoche en el 35 no pudo ser respondido por las piernas de Rupp, primero, y poco después de Lilesa, que vió cómo el ganador del maratón de Londres de este 2016 con la segunda mejor marca de la historia (2h03:05), bronce en Atenas 2004 y plata en Pekín 2008 en 5.000 se marchaba como un rayo hacia el oro olímpico que le aguardaba entre una bulliciosa multitud en el Sambódromo.