Después de la decepcionante pretemporada del equipo McLaren debido a las numerosas averías del motor Honda, la escudería británica ha comenzado a barajar alternativas al motor japonés de cara a la próxima temporada.

Según ha revelado este jueves la BBC, el equipo de Fernando Alonso ya habría contactado con Mercedes para sondear la posibilidad de volver a montar un propulsor de la marca alemana.

"McLaren ha realizado un acercamiento exploratorio a Mercedes sobre el suministro de motores a raíz de los problemas con su actual socio Honda. Según las fuentes, el acercamiento se caracterizó por ser informal y breve, y no ha desembocado todavía en ningún acuerdo", asegura la cadena británica.

También la revista alemana AutoBild ha publicado datos sobre ese presunto acercamiento entre McLaren y Mercedes. "AutoBild ha sabido a través de una fuente fiable que McLaren ha preguntado a Mercedes si podría volver a montar sus motores a partir de 2018".

McLaren y Mercedes ya fueron socios durante dos décadas, entre 1995 y 2014. Fue una asociación fructífera que les permitió levantar un Mundial de Constructores (1998) y tres Mundiales de Pilotos, dos con Mika Hakkinen (1998 y 1999) y otro con Lewis Hamilton (2008).

La relación entre McLaren y Mercedes se empezó a romper cuando la firma alemana decidió ingresar en el Mundial de Fórmula 1 con escudería propia, en 2010.