Técnicos de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) inspeccionaron este miércoles el Estadio Municipal Álvarez Claro de Melilla para evaluar sus condiciones ante la posibilidad de que albergue un encuentro oficial de la selección española absoluta.

Los responsables técnicos de la RFEF informaron a las autoridades de la Ciudad Autónoma de Melilla y a los dirigentes de la Real Federación Melillense de Fútbol sobre los requisitos necesarios que deben cumplir para ser sede de un partido de la selección que dirige Julen Lopetegui, informó el organismo federativo melillense.

El presidente de Melilla, Juan José Imbroda, solicitó formalmente a la RFEF, el pasado febrero, que el equipo nacional juegue en la Ciudad Autónoma el partido clasificatorio para el Mundial de Rusia 2018 contra Albania, previsto para el próximo octubre.

Esta delegación de la Federación Española, integrada por el arquitecto Pablo Carende y los directores de comunicación, Antonio Bustillo, y de relaciones internacionales y partidos, Eduard Dervishaj, evaluó en qué condiciones está actualmente el estadio melillense, antes de dar el correspondiente informe.

Los técnicos inspeccionaron el terreno de juego, los vestuarios, la zona de prensa, los accesos, las gradas y sus alrededores, en compañía del presidente de la Federación Melillense, Diego Martínez, y de distintas autoridades de la Ciudad Autónoma.

Así, en la visita participaron los consejeros melillenses de Deportes, Antonio Miranda, y de Fomento, Francisco Javier González, así como los directores generales de Obras Públicas, Eduardo Ganzo, y de Arquitectura, Antonio Jódar, y el director de instalaciones deportivas, Alfonso Gómez.

La Federación Melillense aseguró que tanto este organismo como la Ciudad Autónoma de Melilla están "por la labor de que la selección española de fútbol juegue un partido oficial en Melilla, por lo que se pondrán manos a la obra para estudiar el informe de los técnicos e intentar cubrir todos los requisitos necesarios".