Fueron los primeros en irse al suelo en Jerez.

El español Álvaro Bautista (Ducati) y el australiano Jack Miller (Estrella Galicia 0,0 Marc VDS) acabaron con sus huesos en la pista del circuito andaluz tras un toque entre ambos.

Lo que nadie se esperaba es lo que vendría después.

El oceánico pagó su frustración dando un empujón al talaverano y una patada a su moto. Una acción que está siendo estudiada y que, probablemente, acarreará sanción para el austaliano.