El británico Mo Farah venció este sábado en un gran remate el keniano Paul Chelimo para ganar el título de los 5.000 metros planos y revalidar el doblete de las carreras de fondo del atletismo de los Juegos Olímpicos.

Farah, que antes había ganado el 10.000, se impuso este sábado con 13:03.30 minutos, delante de Chelimo (13:03.90) y del etíope Hagos Gebrhiwett (13:04.35).

Sólo un atleta, el finlandés Lasse Viren en Montreal'76, revalidó el mismo doblete del fondo a lo largo de la historia olímpica.

La insólita eliminación de los tres kenianos en primera ronda facilitaba, en teoría, el trabajo de Farah. Por vez primera en 36 años la primera potencia africana del fondo no estaba en la final de 5.000 metros.