El croata del Real Madrid Luka Modric se perderá el partido de ida de la Supercopa de España en el Camp Nou.

El motivo es una expulsión por doble amarilla que vio en el partido de vuelta de la edición de 2014, frente al Atlético de Madrid.

Con el Código Disciplinario de la RFEF entonces vigente, la sanción debía cumplirla en el siguiente partido de la misma competición para el que pudiera ser alineado, y como el Madrid no ha vuelto a disputar la Supercopa desde aquella ocasión, el centrocampista no ha tenido oportunidad de cumplir la sación.

El Código Disciplinario actualmente en vigor modificó esa norma en 2015 para que se cumpliera la sanción en la primera jornada de Liga. Pero Modric, al ver la roja antes de ese año, tendrá que hacerlo en el primer partido de la presente Supercopa.