José Mourinho, técnico del Manchester United, no ocultó el interés que tiene por fichar al galés Gareth Bale, del que dijo que, si quiere marcharse o el Real Madrid le quiere vender, él estará esperando para abordar su incorporación.

"Si juega este martes, no me lo planteo", confesó con sinceridad Mourinho en rueda de prensa. "Si juega es porque está en los planes de su entrenador y del club, porque en sus propios planes y ambiciones está continuar en el Real Madrid y absolutamente no me lo planteo de ningún modo", explicó.

Por eso, Mourinho esperará a ver si Bale quiere regresar a Inglaterra, y sobre todo, si la idea de Florentino Pérez es darle salida. "Si no está en los planes del club para la entrada de otro jugador y es verdad que Gareth está en la puerta de salida, como escriben muchos periodistas, yo voy a esperar en el otro lado y pelearme con otro entrenador que espera. Pero si juega es la señal más evidente de que va a continuar".

La salida de Gareth Bale estaría en los planes del conjunto blanco solamente para incorporar al joven delantero del Mónaco, Kylian Mbappé, tasado en 180 millones de euros y por el que al Real Madrid le ha salido un duro competido: el PSG, que quiere a la promesa gala para que acompañe en el ataque a su flamante fichaje, que no es otro que Neymar.

Bale fichó por el Real Madrid en 2013 procedente del Tottenham Hotspur por un montante cercano a los 100 millones de euros y la pasada temporada estuvo lastrado por las lesiones, que le impidieron disputar en Cardiff, su ciudad natal, la final de la Liga de Campeones ganada a la Juventus