El español Rafael Nadal, segundo favorito en el Abierto Mexicano de Acapulco, encendió la máquina y eliminó por doble 6-1 al italiano Paolo Lorenzi y avanzó a los cuartos de final, en donde se enfrentará al japonés Yoshihito Nishioka.

Nadal se deshizo de Lorenzi en 67 minutos de partido en el que registró un 74 % de efectividad con su primer servicio por un 55 % de su rival.

El de Manacor prácticamente barrió en el partido a un Lorenzi esforzado, pero que no mostró argumentos para contender ante el sexto del mundo y mostró demasiadas fisuras.

El español exhibió su poder y no le dio prácticamente ninguna opción a su rival.

El español exhibió su poder y no le dio prácticamente ninguna opción a su rival

Los dos partidos que hasta el momento ha cumplido Nadal en Acapulco le han servido para afinar la máquina, acumular mayor rodaje en la cancha y perfilar las semifinales, lo que conseguirá si vence el japonés Yoshihito Nishioka, quien eliminó a australiano Jordan Thompson.

El español dijo que la molestia que sintió en la rodilla derecha y por la que utilizó un vendaje en sus dos partidos, solo fue un mal gesto y evoluciona positivamente.

"Ayer sentí algo en el calentamiento (previo al duelo ante Mischa Zverev) y hoy estoy mejor que ayer, esa es la realidad, con lo cual creo que solo fue un pequeño mal gesto y creo que evoluciona positivamente, de momento", dijo Nadal en conferencia de prensa tras su victoria ante el italiano Paolo Lorenzi.

"Evidentemente la rodilla siempre es un lugar donde he sufrido en mi carrera, pero como se ha podido ver he jugado un partido en plenitud de condiciones, he jugado a un nivel alto, también de movilidad y feliz por ello y espero que las rodillas respondan bien", añadió Nadal.