El español Rafael Nadal, segundo favorito, tuvo que emplearse a fondo este jueves para derrotar al japonés Yoshihito Nishioka y se instaló en las semifinales del Abierto Mexicano de Acapulco, etapa en la que se citará con el croata Marin Cilic.

El español, sexto del mundo, firmó parciales de 7-6(2) y 6-3 en casi dos horas, en un partido en el que fue sorprendido y exigido por su rival japonés, 86 en la clasificación mundial.

En el papel parecía un partido "accesible" para Nadal, quien hasta el momento en tres duelos no ha cedido un solo set y está a un triunfo de avanzar a la final, pero para ganar tuvo que pisar el acelerador.

El partido se inició con ambos ganando su servicio pero Nishioka se salió del papel de víctima y le rompió Rafa en el tercer juego y ganó el cuarto para el 3-1. Rafa respondió y remó a contracorriente hasta llegar al octavo juego en el que le devolvió la rotura del servicio al japonés para el 4-4
Fue un juego clave para que el español retomara el mando, mientras que el japonés se esforzó hasta llegar al 6-6 que dio paso al desempate donde Nadal tiró la experiencia hasta colocarse 5-0 y llevarse poco después la manga.

En el segundo set, el japonés defendió su servicio y consiguió romper el servicio del español para colocarse con un 2-0 prometedor. Sin embargo, Rafa se recuperó y comenzó a ganarle la partida a su rival al empatar al tanteo con un 2-2 para a continuación colocarse con un 4-2, diferencia que ya parecía definitiva.

Nishioka se mantuvo en el partido al ganar su servicio para el 4-3, pero Nadal ya no dejó escapar la victoria y tras conservar su saque rompió el del japonés para el definitivo 6-3.

"Hay que saber ganar cuando uno no juega tan bien"

Al término del partido, Nadal admitió que no jugó tan bien como esperaba, pero al final se concentró, alcanzó una "muy buena victoria" y avanzó a las semifinales en las que se enfrentará mañana al croata Marin Cilic, tercer favorito.

"No cada día es fiesta", dijo Nadal en conferencia de prensa al explicar la complejidad de ganar su partido de cuartos de final."Hay siempre partidos mejores, partidos peores y lo básico es mantenerte bien mentalmente y saber ganar cuando uno no juega tan bien", añadió.