Otro capítulo más en el desencuentro Neymar-Barcelona.

Esta vez, por una prima que presuntamente el club no ha abonado al jugador, ya en las filas del PSG francés.

Según informa Globoesporte, el brasileño estaría preparando una denuncia al Barcelona ante la FIFA para reclamar los 26 millones de prima de renovación que tenía en su última renovación, en noviembre de 2016.

Una cantidad que presuntamente el Barça se habría negado a pagar tras el fichaje del jugador por el PSG.