El padre del jugador del Paris Saint-Germain Neymar, Neymar Santos, ha asegurado que trató de convencer a su hijo de que se quedara en el FC Barcelona, pero ha reconocido que tras ver "la actitud" de la directiva presidida por Josep Maria Bartomeu cambió "de opinión".

"Si no nos lo paga —la prima de 26 millones por renovación de contrato—, no puedo hacer nada. Ahora no me podría someter a un chantaje. En este momento el Barcelona perdió mi apoyo, hasta el momento lo tenía. Yo estaba del lado del Barcelona intentando convencer a Neymar de que se quedara, pero con la actitud de la directiva yo no podía ponerme de su lado porque el contrato está bien explícito y bien claro, y en ningún momento se planteó ampliar esa cláusula", señaló en una entrevista a El Partidazo de COPE.

En este sentido, el brasileño indicó que se trata de "una cláusula de firma de contrato" por la que la cláusula del jugador "aumentó". "Si tuviese que salir sería motivo del aumento de la cláusula de penalización, pero eso es un tema para discutir en el futuro. El Barcelona tiene que hacer lo que crea, pero sé lo que hablamos y claramente puedo mirar a los ojos de cada uno, de lo que se dijo y lo que no se dijo. Ahora, si las personas no respetan lo que hablan yo tampoco voy a respetar lo que escriben", manifestó.

Sin embargo, no cree que vaya a haber problema con el pago de la cláusula de 222 millones de euros. "No, no va a haber ningún problema. No tiene por qué haberlo. Es solo ver el contrato, hay una cláusula determinante tanto para el jugador como para el club. El jugador tiene que cumplir el contrato, y si no, tiene una cláusula que pagar. Es muy sencillo, es muy fácil, es muy claro, y todavía más su contrato, gracias a Dios", aseveró.

Además, el padre del jugador explicó que su hijo escuchó "el consejo de sus amigos" y de "personas que le rodeaban". "Creo que ha tenido mucho coraje, tenía el derecho de hacer esa elección. Esperamos el momento justo, que nosotros pensábamos que iba a ser el correcto, con tiempo suficiente para tener exactamente la tranquilidad de escoger. Tuvimos ese tiempo y cuando volvió de China él tomó la decisión. Nosotros le comunicamos al club su salida y exigimos al París la cláusula para que la operación se pudiera cerrar", subrayó.

Neymar Sr apuntó a que su hijo está "feliz" ante su "gran desafío" para "cambiar su destino". "Fueron varios sentimientos los que él ha tenido para poder cambiar, para poder hacer ese cambio. Nosotros también hemos tenido dificultades para hacer el cambio. Fue una elección difícil... Tú como padre te pones en su lugar, cuando un hijo hace una elección ¿y qué haces? ¿Le digo que se quede? Y mañana me lo tirará a la cara y me dirá: tú no me dejaste hacerlo. Aunque también la responsabilidad es mía. Él juega al fútbol y yo administro su carrera", expresó.

"El Barcelona tenía protagonista y siempre será el protagonista"

Por otra parte, reconoció que Neymar no podía ser "protagonista" con el argentino Leo Messi en el FC Barcelona. "El Barcelona tenía protagonista y siempre será el protagonista. No solo por el amor y el respeto que Neymar le tiene a Leo, es su ídolo", afirmó.

"Creo que mi hijo en este punto lo ha hecho bien, entendiendo el respeto que Leo representa no solo para Cataluña sino para todo el fútbol mundial. Creo que ha tenido mucha hombría, mucho respeto y ahora tiene que seguir su camino. Ahora es muy diferente hablar de alguien que quiere el protagonismo. Podría ir a cualquier club y sería protagonista. No que quiera ser el número uno", añadió.

Además, considera "una locura" pensar que su marcha al PSG se debe a la ambición de ganar el Balón de Oro. "Es una confusión con mil detalles. Hay que respetar la posición de mi hijo. Estaba muy feliz y orgulloso de todo lo que había hecho con el Barcelona y salir por la puerta de delante. La gente se olvida de cómo se han llevado las cosas. ¿Que Neymar debía decir algo? ¡Neymar no debía decir nada! Que tenía que hablar en cada periodo de fichaje, que tenía que salir, salir o quedarse, salir o quedarse", apuntó.

"Él tiene un contrato largo y si tiene que salir tiene una cláusula alta que tiene que pagar y lo hizo. Salimos por la puerta de delante porque primero se lo comunicamos al club, hicimos la operación y ya está, se acabó. Está claro que una separación podría ser diferente, pero la vida sigue, mi hijo va a seguir su vida y le vamos a apoyar y animar para que salga todo bien, como todos los jugadores del Barcelona han hecho con él", prosiguió.