Fernando Alonso se retiró del Gran Premio de China de Fórmula 1, el segundo del Mundial, tras la trigésima quinta de las 56 vueltade la carrera, que se disputó este domingo en el circuito de Shanghái.

Tras bajarse del monoplaza, el asturiano se mostró satisfecho con su rendimiento y puso como ejemplo que uno de los Mercedes no pudiera adelantarle durante tres vueltas.

"Que Bottas no me pudiera adelantar durante tres vueltas es una de las cosas más surrealistas que me ha pasado", dijo el asturiano en los micrófonos de Movistar Plus. "Lo de Australia pensé que iba a ser irreptible, pero lo de aquí (China) ha sido igual o mejor", expresó Alonso.

Tras el Gran premio, el asturiano pudo leer los tuits de Mercedes respecto a esa acción: "Bottas 'on fire', Alonso no tiene ninguna oportunidad. ¡La séptima posición pertenece al finlandés" Si hace podio hoy, será una gran remontada".

La respuesta del asturiano fue la de poner siete emoticonos de carcajada e ironía al respecto, ya que el adelantamiento de Bottas era cuestión de tiempo.

La cosa podía haber quedado ahí, pero Mercedes respondió un día después con la silueta de Alonso sentado sobre una silla plegable en el césped de Interlagos, una imagen que dio la vuelta al mundo.