La subida a 'La Planche des Belles Filles' marcará el final de etapa este miércoles, en la quinta etapa del Tour-2017.

El ascenso final supone la primera llegada en alto de esta edición de la ronda gala, pondrá fin a un recorrido de 160,5 kilómetros desde la localidad de Vittel.

Con una pendiente media del 8,5%, sus 5,9 kilómetros de recorrido concluyen con un espectacular muro al 20% de desnivel.

En ese alto el británico Chris Froome logró su primera victoria de etapa en la Grande Boucle, en 2012. Dos años después, el italiano Vincenzo Nibali logró el triunfo antes de lucir el amarillo en París.

A una altitud de 1.035 metros, el enclave debe su nombre (Planche de las 'Mujeres Bellas') a la huida desesperada de la población femenina del valle para escapar de una masacre durante la Guerra de los 30 años, entre 1618 y 1648.

Perseguidas por los soldados suecos, las mujeres y las hijas de los campesinos de los valles cercanos se habrían arrojado, según la leyenda, a las aguas de un estanque buscando la muerte para no ser apresadas por el enemigo.

La salida de Vittel está prevista a las 11h10 del miércoles, y la llegada a la 'Planche des Belles Filles' tendrá lugar sobre las 15:15 horas.