El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) mantuvo la hegemonía de entrenamientos en el Gran Premio de Austin que este fin de semana se disputa en el circuito de Las Américas al ser el más rápido en las pruebas oficiales, a pesar de los esfuerzos de su máximo rival, el también español Maverick Viñales (Yamaha YZR M 1).

Márquez y Viñales protagonizaron un final de la segunda clasificación verdaderamente espectacular pues con el primero como líder, el de Yamaha le superó en la última vuelta para rodar en 2:02.871, pero con el de Repsol Honda todavía en pista todo podía suceder y pasó, pues al atravesar la línea de llegada paró su mejor crono en 2:02.741.

Antes, en los cuartos libres, el mejor tiempo fue para Marc Márquez (2:04.201), mientras que el italiano Andrea Dovizioso tuvo problemas mecánicos con su Ducati que le impidieron concluir los mismos, como también a los dos pilotos de Aprilia, en el caso de Aleix Espargaró por problemas mecánicos, que incluso le impidieron disputar la primera clasificación, y para el británico Sam Lowes como consecuencia de una caída.

En la primera clasificación el español Pol Espargaró fue el primer protagonista, negativo, al perder adherencia en la rueda delantera de su KTM en la segunda curva del trazado, si bien pudo seguir los mismos con la otra moto, mientras en la tabla de tiempos mandaba el australiano Jack Miller (Honda RC 213 V) por delante del también español Jorge Lorenzo (Ducati Desmosedici GP17), que al final fueron los que pasaron a la segunda clasificación.

Marc avisa

Ya en la segunda clasificación Marc Márquez fue el primero en avisar de sus intenciones al conseguir el mejor tiempo del fin de semana, 2:03.675, en su segunda vuelta, y volver a bajarlo en la siguiente a 2:03.042.

Mientras, por detrás de él, Maverick Viñales y su propio compañero en Yamaha, el italiano Valentino Rossi, tenían un pequeño roce en pista sin mayores consecuencias en el que el español se mostró molesto con el comportamiento del italiano a la salida de la curva de entrada en la recta de meta y ambos se lo recriminaron algo después en pista.

Por detrás de Márquez, pero a más de ocho décimas de segundo, se situó el propio Maverick Viñales con su tiempo de la tercera vuelta y antes de entrar en sus talleres prácticamente todos los pilotos para hacer el primer cambio de neumáticos.

Márquez y Viñales protagonizaron una espectacular última vuelta

Tras el mismo Viñales hizo su segunda vuelta rápida, 2:03.125 para quedarse a 83 milésimas de segundo de Márquez y aún con la de completar otro giro, en el que sus parciales volvían a ponerse por debajo de los de Márquez y ambos protagonizaron una espectacular última vuelta.

En ella Viñales le arrebató el mejor tiempo a Márquez al rodar en 2:02.741, el primer piloto que lo hizo en ese segundo, pero por detrás Marc Márquez también rodó en tiempos de vuelta rápida y, a pesar de encontrarse con Valentino Rossi por delante de él en el cuarto y último parcial, el piloto de Repsol Honda fue capaz de arañar 130 milésimas de segundo al registro de su oponente.

Así, Marc Márquez se adjudicó en propiedad la quinta mejor clasificación de entrenamientos consecutiva en el Gran Premio de Austin, en el que es el dominador claro desde 2013, por delante de Maverick Viñales y de Valentino Rossi.

En la segunda línea de la formación de salida se colocaron el segundo piloto de Repsol Honda, el español Dani Pedrosa, junto al francés Johann Zarco (Yamaha YZR M1) y el también español Jorge Lorenzo, quien de esta manera consigue la mejor clasificación de entrenamientos de su primera temporada al manillar de la Ducati Desmosedici GP17.

La tercera línea de salida la ocuparán el italiano Andrea Dovizioso, junto al alemán Jonas Folger (Yamaha YZR M 1) y el británico Cal Crutchlow (Honda RC 213 V), quien se fue por los suelos durante esa segunda clasificación.