El tenista español Rafa Nadal debutó este domingo con triunfo (6-3, 6-2) ante el argentino Guido Pella en el torneo de Indian Wells, primer Masters 1.000, una gran toma de contacto del balear, que dominó con su derecha en la primera manga y después sofocó con autoridad el amago de reacción del rival.

El balear, que en tercera ronda se medirá con el ganador del duelo entre su compatriota Fernando Verdasco y el francés Pierre-Hugues Herbert, entró con buen pie en la cita californiana, bajo un sol de justicia, encontrando ya a primeras de cambio el alto ritmo de vuelo que se antoja vital mirando al cuadro.

El tres veces campeón en Indian Wells minimizó la agresividad de Pella en el primer parcial mandando con su derecha, a pesar de ceder su saque en su segundo turno. El golpe clave del balear comenzó al máximo nivel y no tardó en encarrilar la victoria parcial con un segundo 'break' en el sexto juego.

El tenista argentino perdió fuelle pensando ya en un segundo set en el que puso a prueba a Nadal en su estreno. Después de perder su saque en el primer juego, Pella fue con todo para recuperar algo del tenis del inicio. El balear no tuvo problema para sofocar la garra argentina y madurar una victoria que volvió a divisar tras romper en el quinto juego.

El ganador de 14 'Grand Slams' supo también defenderse para voltear un 0-40 que terminó por hundir a su rival, un Pella que a continuación hincó la rodilla con un nuevo 'break' (5-2). Nadal saca así un triunfo trabajado para seguir la buena línea que trae de Australia y Acapulco, la cual tendrá que tener a punto para seguir avanzando entre las minas que dejó el duro sorteo.

Fernando Verdasco (26) se enfrentará en tercera ronda del torneo de Indian Wells a Rafael Nadal, quinto favorito, tras derrotar al francés Pierre-Hugues Herbert por 7-6(5) y 6-1, en una hora y quince minutos de partido.

Granollers no supera el debut

El catalán Marcel Granollers fue el otro español en liza esta jornada, cediendo (7-5, 6-3) en su duelo de segunda ronda ante el tunecino Malek Jaziri. Un apretado primer parcial decidió gran parte de la suerte de un Granollers que en el segundo set ofreció menos resistencia, ante un rival al que había superado las dos veces que se habían visto las caras previamente.