Después de dar la sorpresa el jueves y dejar fuera al número uno del mundo, Andy Murray, el barcelonés no pagó el esfuerzo físico y fue capaz de tumbar a otro cabeza de serie, el quinto, para plantarse en la penúltima ronda en la arcilla roja monegasca donde espera al francés Lucas Pouille.

Y como sucediese ante el escocés, tuvo que estar mucho tiempo en pista (dos horas y media) para deshacerse de un Cilic que estuvo contra las cuerdas, pero que tras forzar el tercer y definitivo parcial, desperdició su ventaja permitiendo la reacción del catalán, esta vez menos épica que el día anterior.

Ramos supo sacar partido de nuevo a sus aptitudes en tierra para controlar a un rival que estuvo lastrado por su gran cantidad de errores no forzados (57) y que cedió rápidamente el primer set por 6-2. El panorama se aclaró para el español cuando, pese a la mejoría del croata, rompió en el séptimo juego y pudo cerrar el partido.

Sin embargo, con 5-4 y saque, Cilic tiró de su veteranía para recuperar el servicio y crear dudas en el catalán que sufrió para alcanzar un 'tie-break' donde tampoco aprovechó una ventaja de 5/4 y dos servicios para verse condenado a un tercer set.

En este, el quinto cabeza de serie aprovechó su momento para hacer 'break' y ponerse peligrosamente 2-0 por delante, pero Ramos volvió a recuperar su solidez desde el fondo para hacerle seis juegos seguidos y llevarse el billete a las semifinales.

-RESULTADO.

-Cuartos de final.

ALBERT RAMOS (ESP/N.15) a Marin Cilic (CRO/N.5) 6-2, 6-7(5), 6-2.