Fue una batalla épica, de poder a poder. Más de 210 minutos de fútbol intenso y ofensivo con dos púgiles que jugaron al intercambio de golpes. El ganador final fue el Real Madrid, que suma así su séptima semifinal consecutiva tras una eliminatoria difícil de olvidar y en la que Cristiano reivindicó su figura con cinco goles, tres de ellos en el partido del Bernabéu.

El inicio del Bayern fue avasallador, el que ya tiene acostumbrado siempre que juega ante los blancos. Salieron los de Ancelotti en tromba y los primeros 20 minutos se vivieron en las inmediaciones del área blanca. Alaba y Ribéry fueron puñales en la izquierda, donde Carvajal sufrió para tratar de frenarles. En una de ellas, un pase del austriaco lo remató Thiago y Marcelo salvó el gol. Justo después, falló Robben con la zurda.

El paso de los minutos le vino bien al Madrid, que poco a poco se fue sacudiendo el dominio rival, y las ocasiones empezaron a llegar. La tuvo Kroos hasta tres veces con disparos claros desde la frontal, y también Carvajal en un remate ante el que respondió Neuer con un paradón. Pero la más clara fue para Sergio Ramos, que con un disparo seco estuvo a punto de marcar. Boateng, bajo palos, lo evitó.

Zidane había apostado por Isco en el lugar de Bale, y los cuatro centrocampistas blancos le dieron control del juego en cuanto la presión asfixiante del Bayern bajó, pero el tanto no llegó en la primera mitad.

Tras el descanso, volvió a arrancar con fuerza el Bayern, que acorraló a su rival. Marcelo evitó el tanto con la cabeza bajo palos primero, pero poco después Casemiro midió mal en una internada de Robben, derribó al holandés y llegó el primero tanto del encuentro por medio de Lewandowski.

Se quedó tocado el conjunto blanco, sin saber si ir o venir, y el Bayern le apretó de lo lindo en busca de un gol que le diera el pase. Sin embargo, fue Casemiro el que se resarció, y con un magnífico pase suyo lo cabeceó Cristiano para empatar.

El tanto debía dar calma a los de Zidane, pero tuvo el efecto contrario, y una extraña jugada en el área madridista acabó en el segundo gol bávaro. Ramos despejó de forma extraña y Keylor, descolocado como empieza a ser habitual, no llegó al esférico.

La eliminatoria se iba a la prórroga, pero lo iba a hacer con el Bayern en inferioridad. Una entrada de Vidal la interpretó el colegiado como falta y el chileno vio la segunda amarilla en el momento del partido en el que menos lo mereció.

Tenía entonces el Madrid media hora ante un equipo con diez para evitar los penaltis, pero pese a ello el dominio era más de los de Ancelotti que de los madridistas. Y ahí apareció de nuevo Cristiano para demostrar que es el mejor goleador del mundo.  Recogió un balón dentro del área, partiendo eso sí en fuera de juego, engatilló un fuerte disparo y batió a Neuer.

Se lanzó a la desesperada el conjunto alemán, y ahí mató el partido el Real Madrid. Una fantasiosa jugada de Marcelo le permitió zafarse de tres rivales y regalar el tanto a Cristiano, que completó su hat-trick. El fin de fiesta blanco corrió a cargo de Asensio, que certificó el billete para las semifinales de la Champions.

- Ficha técnica:

4 - Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Nacho, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos (Kovacic, m.114), Modric, Isco (Lucas Vázquez, m.71); Cristiano Ronaldo y Benzema (Asensio, m.64).

2 - Bayern Múnich: Neuer; Lahm, Boateng, Hummels, Alaba; Xabi Alonso (Muller, m.75), Vidal; Robben, Thiago, Ribery (Douglas Costa, m.70); y Lewandowski (Kimmich, m.87).

Goles: 0-1, M.53: Lewandowski, de penalti. 1-1, M.76: Cristiano Ronaldo. 1-2, M.77: Sergio Ramos, en propia meta. 2-2, M.105: Cristiano Ronaldo. 3-2, M.109: Cristiano Ronaldo. 4-2, M.112: Marco Asensio.

Árbitro: Viktor Kassai (Hungría). Expulsó por doble amonestación a Arturo Vidal a los 83 minutos. También amonestó a Casemiro (m.41), Xabi Alonso (m.70), Hummels (m.75) y Robben (m.101).

Incidencias: Partido de vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones disputado en el estadio Santiago Bernabéu. Lleno (81.000 espectadores). Algo más de 3.000 seguidores del conjunto bávaro.