Los Timberwolves de Minnesota han cerrado el traspaso del base español Ricky Rubio a los Jazz de Utah. A cambió, los Jazz recieben una primera ronda del draft 2018 procedente de los Oklahoma City Thunder.

Después de seis temporadas con los Timberwolves, Rubio, de 26 años, no pudo establecerse como el base que buscaba el equipo, aunque la segunda mitad de la pasada liga completó su mejor juego.

Rubio llega a los Jazz para ocupar el puesto de titular que dejará el base George Hill, que a partir de este sábado se convertirá en agente libre sin restricciones, tras completar solo una temporada con el equipo de Utah.

El base catalán se ha establecido como uno de los mejores bases pasadores que hay en la NBA, además de dirigir con gran acierto el juego del resto de los compañeros, sin cometer demasiadas pérdidas de balón.

Los Timberwolves destacaron en la recta final de la pasada temporada en parte al mayor acierto ofensivo de Rubio y a la gran dirección que tuvo en el juego.

Aunque no se le ha mencionado demasiado en el apartado defensivo, Rubio fue también uno de los mejores del equipo.

Solamente Chris Paul, el nuevo base de los Rockets de Houston, y Patrick Beverley, que deja al equipo tejano para irse con Los Angeles Clippers, después de que ambos equipos cerraran el miércoles el traspaso con los dos jugadores, fueron más consistentes que Rubio en el apartado defensivo.

Rubio concluyó la pasada temporada con promedios de 11,1 puntos; 9,1 asistencias; 4,1 rebotes y 32,9 minutos en los 75 partidos que jugó, todos como titular.

Muchos consideran que los problemas de Rubio en el apartado ofensivo son más mentales que de calidad, pues tiene capacidad para ser también brillante en los tiros a canasta.

Lo demostró la pasada temporada después del descanso del Fin de Semana de las Estrellas, cuando logró promedios de 16,0 puntos y 10,5 asistencias, además de tener un 42,0 por ciento de acierto en los tiros de campo.

El jugador de El Masnou está considerado como el noveno mejor base que hay actualmente en la NBA de acuerdo a la cadena de televisión ESPN.

Paul George, de Indiana a Oklahoma City Thunder

El alero Paul George no seguirá la próxima temporada con los Pacers de Indiana después que el equipo llegó a un acuerdo con los Thunder de Oklahoma City para completar su traspaso.

Como parte del acuerdo, los Pacers adquirirán al escolta Victor Oladipo y al ala-pívot lituano Domantas Sabonis, que la pasada temporada fue la primera que jugó en la NBA.

Se cree que el acuerdo cuando quede completamente cerrado puede incluir algún jugador más, pero de momento ninguno de los dos equipos dieron a conocer más detalles.

El acuerdo de principio pone fin a semanas de especulaciones sobre el futuro de George, de 27 años, que estaba ya comprometido a concluir la temporada del 2017-18 con los Pacers, pero luego entraría en el mercado de los agentes libres.

Su objetivo era haber llegado a Los Angeles Lakers, dado que es un nativo del sur de California, pero los Pacers prefirieron conseguir algo a cambio de su marcha, de ahí que negociaron con varios equipos su traspaso.