El base Ricky Rubio volvió a ser decisivo en el juego individual y de equipo de los Timberwolves a los que lideró a la victoria con un doble-doble, que también lo dejó como el mejor jugador español de la jornada de la NBA.

Rubio impuso su clase en el duelo con el base Chri Paul y ayudó a los Timberwolves a vencer por 107-91 a los Clippers, que les permite seguir en la lucha por estar en los playoffs.

El jugador de El Masnou disputó 33 minutos en los que aportó 15 puntos tras anotar 5 de 12 tiros de campo, incluido un triple de cinco intentos, y estuvo perfecto (4-4) desde la línea de personal.

Rubio no tuvo rival a la hora de distribuir el juego y las 12 asistencias que dio también fueron claves a la hora de mantener eficaz el ataque balanceado de los Timberwolves.

También tuvo protagonismo en el juego interior al capturar seis rebotes, que fueron todos defensivos, recuperó dos balones, perdió otros dos y cometió cinco faltas personales.

Serge Ibaka que volvió a ser decisivo como titular en el juego de equipo de los Raptors

Otro base, el veterano José Manuel Calderón, por fin vivió su debut con su nuevo equipo de los Hawks y disfrutó del triunfo que lograron por 110-105 ante los Nets de Brooklyn.

El jugador de Villanueva de la Serena disputó 12 minutos como reserva y se fue sin anotación al fallar los dos tiros de campo que hizo, que fueron intentos de triples.

La única actividad estadística que tuvo Calderón fue el dar una asistencia.

Mejor estuvo el veterano pívot Pau Gasol, que aunque jugó 16 minutos como reserva, aportó siete puntos y cuatro rebotes que ayudaron al triunfo de los Spurs que se impusieron por 114-104 a los Kings.

Gasol anotó 2 de 5 tiros de campo, y 3 de 4 desde la línea de personal, tres de los rebotes fueron defensivos, dio dos asistencias y cometió una falta personal.

La victoria también la disfrutó el ala-pívot hispano congoleño Serge Ibaka que volvió a ser decisivo como titular en el juego de equipo de los Raptors que se impusieron de visitantes por 87-94 ante los Pelicans.

Ibaka jugó 30 minutos en los que anotó 5 de 13 tiros de campo, incluidos 2 de 4 triples, capturó cinco rebotes -defensivos-, dio una asistencia, recuperó dos balones, perdió uno, puso cuatro tapones -líder del equipo-, y cometió tres faltas personales.

Pau Gasol jugó 16 minutos como reserva, y aportó siete puntos y cuatro rebotes

No tuvieron la suerte de disfrutar de la victoria, los hermanos novatos, el pívot Willy Hernangómez y el ala-pívot Juancho, mientras que el hispano montenegrino Nikola Mirotic, tampoco lo hizo, y además no vio acción.

Ambos hermanos salieron de titulares con sus respectivos equipos de los Knicks y los Nuggets, sin que ninguno de ellos pudiese ayudarles a evitar la derrotas.

Willy volvió a la titularidad, tras jugar tres partidos como reserva después de regresar recuperado de un esguince de tobillo izquierdo y brilló en el juego individual con un doble-doble de 13 tantos y 12 rebotes que no impidió la derrota de los Knicks por 104-93 ante los Bucks de Milwaukee.

El mayor de los hermanos Hernangómez jugó 28 minutos en los que anotó 6 de 10 tiros de campo, y 1 de 3 desde la línea de personal, mientras que nueve de los rebotes fueron defensivos.

Willy también dio una asistencia, recuperó dos balones, pero perdió seis, puso un tapón y fue eliminado por seis faltas personales.

Juancho salió de titular con los Nuggets y en los 29 minutos que jugó aportó siete puntos que no impidieron la derrota que su equipo sufrió de local por 113-123 ante los Wizards de Washington.

El menor de los hermanos Hernangómez anotó 3 de 4 tiros de campo y 1 de 3 desde la línea de personal, además de capturó nueve rebotes -ocho defensivos-, repartió una asistencia, recuperó dos balones, perdió otros dos, puso un tapón y cometió dos faltas personales.

Mirotic, que no jugó por decisión del entrenador Fred Hoiberg, vio como su equipo de los Bulls de Chicago perdía de visitante por 98-91 ante los Magic de Orlando.