El tenista suizo Roger Federer y el australiano Nick Kyrgios se disputarán este viernes un puesto en la final del Abierto de Miami, mientras que por el otro lado del cuadro Rafael Nadal y el italiano Fabio Fognini se jugarán el otro puesto.

El suizo sufrió más de la cuenta para eliminar al checo Tomas Berdych, que dispuso de dos bolas de partido en el desempate del tercer set (4-6), pero entonces el suizo logró cuatro puntos seguidos para lograr el pase a semifinales (6-2, 3-6 y 7-6 (6)), en 1 hora y 57 minutos de encuentro.

El campeón en Miami en 2005 y 2006 superó a Berdych en el primer set por un claro 6-2 tras romperle el servicio en el primer y séptimo juegos, pero en el segundo fue el checo el que impuso el ritmo a base de su derecha para empatar. Tras perder su primer set en el torneo, Federer volvió a tomar el mando con una rotura en el sexto juego (4-2), aunque Berdych empató con una nuevo quiebre, que les obligó a jugar un desempate que se llevó finalmente el suizo.

A la conclusión del partido, Berdych lamentó que perdió por "un solo punto" y reconoció sentirse "frustrado" por lo ocurrido, por tener tan cerca el triunfo. Por su parte, Federer dijo que fue "increíblemente afortunado" porque el partido podría haber caído de "un lado o del otro".

Por su parte, Nick Kyrgios, llega a su segunda semifinal consecutiva en Miami después de batir este jueves por 6-4, 7-6(9) y 6-3 al alemán de 19 años Alexander Zverev en un vibrante partido.

El propio Federer añadió sobre su rival que fue "muy impresionante" lo que logró Kyrgios en el Abierto de Acapulco y en Indian Wells al ganar en ambos torneos al serbio Novak Djokovic, segundo de la ATP.

Hasta la fecha los dos tenistas solo se han enfrentado en una ocasión, en el Masters 1.000 de Madrid en 2015, en el que el australiano ganó en un partido con tres desempates, 6-7(2) 7-6(5) y 7-6(12).

En cuanto al cuadro femenino la danesa Caroline Wozniacki y la británica Johanna Konta se medirán en la final del torneo.