El Real Madrid intentará conquistar su primer título de la temporada este martes (20.45 horas) en el Filip II de Skopje, escenario en el que se medirá al Manchester United inglés de José Mourinho, un rival duro que examinará las dudas que ha dejado el conjunto madridista durante su pretemporada.

Dos meses después de ganar la 'Duodécima' en Cardiff (País de Gales) y hacer historia al ser el primero en reeditar 'Champions', el campeón de Europa afronta el primer gran reto de la campaña ante el ganador de la Europa League, solo cinco días antes de tener que empezar su enfrentamiento con el FC Barcelona por la Supercopa de España. Dos citas claves para que los de Zinédine Zidane aplaquen las dudas dejadas hasta ahora.

Dos trofeos de los cinco por los que pelearán los de Zinédine Zidane, que pondrá a prueba su fiabilidad en finales ante otro experto en estas lides como el entrenador de Setúbal, que dejó su huella en el club madrileño, al que se enfrenta por primera vez de forma oficial, y al que le falta esta copa en su palmarés tras perder las de las ediciones 2003 y 2013 y no poder jugar ni la de 2004 ni la de 2010 porque había dejado entonces los banquillos del Oporto y del Inter tras hacerles campeones de Europa.

El equipo blanco aterriza en Macedonia sin haber dejado buenas sensaciones en su pretemporada estadounidense, de donde se marchó sin conseguir ninguna victoria y con dos empates, uno de ellos precisamente ante los 'Diablos Rojos', un choque que distará mucho del que disputarán este martes, donde la existencia de un título aumentará la tensión competitiva y el ritmo.

Se espera que la incorporación de Cristiano Ronaldo eleve el nivel del ataque

En este sentido, y con el añadido del calor que se espera a la hora del partido, parece que el United, que ya inicia este fin de semana la Premier, está un tanto mejor en lo anímico y en lo físico ya que ha jugado más partidos en pretemporada (siete) y sólo ha perdido ante el FC Barcelona, pero la capacidad competitiva y calidad del actual campeón de Europa puede equilibrar las cosas, aunque no haya dado con la tecla ni en lo ofensivo ni, sobre todo, en lo defensivo.

Para el primer aspecto se espera que la incorporación de Cristiano Ronaldo eleve el nivel de un ataque donde Karim Benzema y Gareth Bale, por el que el conjunto de Mourinho ha depositado su interés, han dado la talla con actuaciones bastante discretas.

El '7', que ha vivido un verano turbulento con la especulación sobre su continuidad o no, alentada por su silencio, y su declaración por su presunto fraude a la Hacienda española, sólo ha completado dos entrenamientos con el grupo, pero Zidane ya ha asegurado que "está para jugar". En el caso de estar en el campo, intentará volver a amargar a sus ex, a los que ya eliminó de la 'Champions' 2012-13 con dos goles, uno en el Bernabéu y otro en Old Trafford, precisamente en el último año de 'Mou' como entrenador madridista.

Así, junto a Benzema volverá a encabezar el ataque, mientras que el puesto restante podría ser para Gareth Bale, al que Mourinho le hizo guiños en rueda de prensa, Marco Asensio, uno de los más destacados en la pretemporada, o Isco, titular en el final de campaña por los problemas físicos del galés y cuya presencia podría recomponer el once más hacia un 4-4-2. Pocos cambios más se esperan respecto a la columna vertebral del año pasado.

El United, con mucho físico en el medio

El Real Madrid, que ya el año pasado tuvo que disputar esta Supercopa con un once sin 'BBC' y sin todas sus figuras ante el Sevilla, sabe que el Manchester United le someterá a un partido donde prime más el físico que el talento y donde seguramente deberá tener la responsabilidad con un rival más agazapado esperando a la contra.

El conjunto inglés se ha reforzado para dar un salto más en una campaña donde volverá a la Liga de Campeones y donde intentará volver a estar en la pelea por la Premier. Romelu Lukaku y Nemanja Matic son sus dos principales caras nuevas y ambos aportan ese componente físico que puede hacer tanto daño a su rival.

El atacante tratará de ser un auténtico quebradero de cabeza para la zaga madridista, mientras que el segundo dará mucha más solidez y contención a un centro del campo, aunque lleva menos con el equipo. De todos modos, Mourinho también posee en esa zona la fortaleza de Paul Pogba, Michael Carrick o Marouane Fellaini, mientras que el talento queda para el español Ander Herrera, el veloz Marcus Rashford o el peligroso Mkhitaryan.

Atrás, donde flojea algo más, tiene las bajas por sanción de Eric Bailly y Phil Jones y la de los lesionados Marcos Rojo y Luke Shaw, pero tiene a David de Gea, que se verá las caras con Keylor Navas, con el que podría haber intercambiado destinos en el verano de 2015. FICHA TÉCNICA.

  --POSIBLES ALINEACIONES.

 REAL MADRID: Keylor Navas; Carvajal, Ramos, Varane, Marcelo; Modric, Casemiro, Kroos; Cristiano, Bale y Benzema.

 MANCHESTER UNITED: De Gea; Darmian, Lindelof, Smalling, Blind; Carrick, Matic; Herrera, Pogba, Mkhitharyan; y Lukaku.

  --ÁRBITRO: Gianluca Rocchi (ITA).

  --ESTADIO: Filip II de Skopje.

  --HORA: 20.45/Antena 3-beIN Sports.