La sala de lo civil del Tribunal Supremo ha dado la razón a la Agencia Tributaria en la disputa que mantenía con el Deportivo por la clasificación de 21,8 millones de euros de deuda que el club consideraba como ordinaria y subordinada (sujeta a quita y espera) y Hacienda la entendía como privilegiada, según ha informado el club en un comunicado.

La entidad deportivista indica que es "una decisión muy negativa" para sus intereses puesto que se verá obligada a abonarlos, sin la quita del 33 por ciento y dentro de los plazos establecidos en el Convenio Singular que firmó en marzo de 2014 con la Agencia Tributaria.

"Pese al duro varapalo que supone, el Consejo de Administración y los profesionales de la entidad tienen preparado un plan de contingencia para poder afrontar y superar el reto que supone el nuevo escenario económico del modo más solvente posible, no suponiendo en ningún caso esta situación un problema de liquidez para el club", señala el club.