El argentino Manu Ginóbili fue el héroe del quinto partido de la semifinales de la Conferencia Oeste, después de que consiguiera afianzar la tercera victoria (3-2) ante Houston Rockets con un tapón en el último segundo sobre James Harden que podría haber significado la prórroga (110-107).

Harden, que buscaba una jugaba decisiva de tres puntos ante el escolta argentino, consiguió ganarle la posición pero la maniobra por la espalda de Ginóbili dejó helado al estadounidense, no dando así opciones a los Rockets de forzar la prórroga.

@manuginobili's incredible block saves the @spurs Game 5 victory! #NBAPlayoffs

Una publicación compartida de NBA (@nba) el9 de May de 2017 a la(s) 8:29 PDT