Valentino Rossi vuelve a las andadas. El piloto italiano de MotoGP  se ha visto envuelto en otra polémica al ser captado en un vídeo dando una patada a una aficionada en el circuito de Cheste, en Valencia.

En el vídeo, difundido en Twitter, se ve como el italiano conduce su 'scooter' en el paddock. Una aficionada que se disponía a hacerse un selfie se cruzó en su camino y el piloto de Urbino la aparta con la pierna.

Rossi ya protagonizó hace un año una severa polémica en la pista, al apartar con otra patada a Marc Márquez en el GP de Malasia de 2015.