El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, nominó este viernes a James B. Comey, quien fue subsecretario de Justicia durante el Gobierno de George W. Bush, para dirigir el Buró Federal de Investigaciones (FBI).

Para dirigir el FBI se necesita "fidelidad, valentía e integridadDurante el acto de nominación en la Casa Blanca, Obama destacó que para dirigir el FBI se necesita "fidelidad, valentía e integridad" y que Comey posee todos esos valores.

Una vez nominado y de ser confirmado por el Senado, Comey, de 52 años y republicano militante, sustituirá al ahora director del FBI, Robert Mueller.

Desafíos de la agencia

Según Obama, Comey está "excepcionalmente cualificado" para dirigir el FBI ante desafíos como la protección de los derechos civiles, la explotación infantil, el terrorismo y la ciberseguridad.

Comey se opuso en parte al programa de vigilancia y escuchas que ordenó BushEl presidente destacó la "independencia" de Comey y dijo que "en momentos clave" se mantuvo firme en la defensa "de lo que creía correcto".

En el 2004 Comey fue secretario interino de Justicia durante la hospitalización del entonces titular de esa cartera, John Ashcroft, y se opuso a algunos aspectos del programa de vigilancia y escuchas de las comunicaciones de ciudadanos ordenado por Bush tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Su nominación llega precisamente en medio de la polémica por los programas secretos de vigilancia del Gobierno estadounidense, cuya efectividad y constitucionalidad ha defendido el actual director del FBI.

Mueller abandona en septiembre

Mueller, de 68 años, se puso al frente del FBI una semana antes de los atentados y está obligado por ley a abandonar el cargo antes del próximo 4 de septiembre.

Obama remarcó sobre Mueller que "muy pocas personas han mostrado tanta integridad bajo tanta presión" como él y le dio las gracias por sus 12 años de servicio al frente del FBI.