La nueva ley concursal aprobada este viernes por el Gobierno otorga a los deudores hipotecarios la posibilidad de recurrir una sentencia de desahucio siempre que ésta esté fundada en cláusulas abusivas.

Según ha explicado el ministro de Economía, Luis de Guindos, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, con ello se permite que deudores y acreedores cuenten "con las mismas posibilidades", ya que hasta ahora los acreedores sí podían recurrir.

Con ello, según un comunicado del Ministerio de Economía, se adapta al ordenamiento jurídico una sentencia reciente del tribunal de justicia de Luxemburgo en lo relativo al recurso de apelación de las sentencias hipotecarias.

Esta modificación se ha incluido en el real decreto ley sobre medidas urgentes en materia concursal que ha aprobado el Consejo de Ministros, y también prevé un plazo de un mes en aquellos casos en los que hubiera vencido el tiempo para recurrir una sentencia desfavorable al deudor.