Turno de los partidos supuestamente minoritarios. Tras el debate protagonizado el lunes por los candidatos a la Presidencia de la Junta de las tres formaciones con representación parlamentaria, Canal Sur emitió este martes, también en horario de máxima audiencia (21.30 horas), un debate a siete entre Carlos Rojas (PP-A), Mario Jiménez (PSOE-A), Antonio Maíllo (IULV-CA), Jesús Rodríguez (Podemos), Martín de la Herrán (UPyD), Juan Marín (Ciudadanos) y Antonio Jesús Ruiz (PA).

El debate fue más rico y dinámico que el del lunes, pero muy marcado por los tiempos: dos minutos de intervención por cada uno de los seis temasSolo cuatro candidatos  a sentarse en San Telmo (IULV-CA, UPyD, Ciudadanos y PA) y una ausencia muy comentada: la de Teresa Rodríguez, aspirante de Podemos a ser la nueva presidenta del Gobierno autonómico. La gaditana denunció a finales de febrero la "falta de pluralidad" del plan de cobertura electoral de RTVA y aseguró que presentaría una reclamación por considerarlo "demasiado encorsetado".

Aunque, según fuentes del partido, la razón por la que Rodríguez (Teresa) no ha acudido este martes al debate ha sido otra: cuando le comunicaron la fecha ella ya había cerrado un acto en Jaén que no quería cancelar.

"El mismo error que Arenas"

La candidata aseguró en Twitter horas antes del comienzo del debate que su partido iba a contar con una "representación de lujo" en el plató. Otros tuiteros anónimos decían que Teresa Rodríguez se estaba "haciendo un Arenas", en alusión a las elecciones de 2012, cuando el candidato popular dejó su silla vacía en el debate a tres con José Antonio Griñán y Diego Valderas.      

Tuiteros anónimos decían que Teresa Rodríguez "se estaba haciendo un Arenas"

"No tendrá nada que ofrecer", dijo la presidenta, Susana Díaz. "Comete el mismo error que Arenas. Tenemos que ser humildes, tenemos que ir a donde se nos invita y ser agradecidos con quienes lo hacen", señaló Maíllo.

Reproches

Entrando en materia puramente dialéctica, el de este martes ha sido un debate más rico, variado y dinámico que de nuevo ha estado muy marcado por los estrictos tiempos, perfectamente visibles en un marcador que ha señalado en todo momento la cuenta atrás.

Reproches a las políticas de Mariano Rajoy por parte de unos, y a las del Gobierno andaluz de PSOE-A e IULV-CA por parte de otros

En los 90 minutos que ha durado el debate se han tratado seis temas (paro, corrupción, transparencia y participación ciudadana, Sanidad y Dependencia, Educación y Desigualdad Social y Vivienda) y cada candidato tuvo dos minutos para abordarlos, insuficiente en la mayoría de las intervenciones.

Muchos reproches a las políticas de Mariano Rajoy por parte de unos, y a las del Gobierno andaluz de PSOE-A e IULV-CA por parte de otros.

Propuestas más destacadas

Todos apostaron por la Sanidad universal y gratuita (UPyD insistió en que también para los inmigrantes). Contra la corrupción, PP-A y PA ofrecieron más medios judiciales; el PSOE-A insistió en su oficina contra el fraude; Podemos, en una ley contra los lobbies; y UPyD planteó "acabar» con las diputaciones. IULV-CA apostó por la banca pública; UPyD, por el contrato único indefinido; Ciudadanos ofreció un plan para autónomos; y el PP-A, un gran pacto por la Educación.

Al detalle

PP-A. Rojas fue el que más miró a cámara, aunque su discurso sonó fluido y natural. "Somos la única opción útil", concluyó.
PSOE-A.
Jiménez consultó mucho sus papeles, incluso para pedir el voto para Susana Díaz, y se dirigió especialmente al representante popular. "Andalucía tiene mucho que decir", fue la forma en que pidió el voto para el 22M.
IULV-CA. Maíllo se mostró más suelto y rápido que el lunes, aunque repitiendo algunas de sus propuestas y con un mensaje algo denso. Solicitó el voto para "transformar Andalucía".
UPyD. De la Herrán fue la sorpresa de la noche, el más enérgico, hablando al principio con un tono elevado e, incluso, levantándose para repartir notas en transparencia al resto de contrincantes. Aportó muchos datos. Utilizó un lenguaje muy cercano y transmitió sus ganas de debatir. "Es el momento del trabajo honrado y de la buena gente", señaló al final. 
PA. Tranquilo, con tarjetas y un pin de la bandera andaluza. "Somos el único partido", finalizó.
Podemos. Rodríguez fue el más sonriente y también muy natural. Hablaba pausado y sin nervios. Pidió "llenar las urnas de ilusión".
Ciudadanos. Centrado y conectado con las propuestas que planteó. Pidió el voto "para un proyecto, no para un partido".

La resaca del lunes

El debate del lunes fue seguido por una media de 400.000 espectadores. Los tres participantes aseguraron haberse sentido "cómodos y satisfechos». Para los ausentes, como UPyD, fue un debate "plano". Desde Madrid también opinaron. Para Pedro Sánchez, Díaz "ganó claramente». La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, advirtió a la presidenta que Moreno se ha venido "totalmente arriba, menuda campaña te espera, bonita».