El mundo de la mensajería instantánea trata de encontrar alternativas por donde flaquea el absoluto dominador, WhatsApp.

Los problemas de privacidad experimentados por WhatsApp han provocado la aparición de programas como Telegram, y más recientemente Confide.

La falta de seguridad de las conversaciones ha sido siempre una de las quejas más frecuentes de los usuarios de este tipo de aplicaciones, por lo que opciones como Confide tratan de hacerse con usuarios por ese flanco, tal y como explican desde Panda Security.

La característica diferenciadora de Confide es que autodestruye los mensajes una vez leídos, tratando de salvaguardar intimidad y privacidad del usuario.

Además, esta aplicación pide deslizar el dedo sobre los mensajes para desvelar el contenido de los mismos. De esta manera, es imposible realizar capturas de pantalla de la conversación que mantenemos.