El partido de Albert Rivera, Ciudadanos, se quedó sólo este miércoles noche durante el debate a nueve que se celebró en La 1, cuando se trató el tema de la violencia de género y en concreto de las medidas judiciales y penales que deben aplicarse a ese problema.

Intervinieron en el debate Pablo Casado (PP), Antonio Hernando (PSOE), Miguel Puig (Democracia), Montse Surroca (Unió), Alberto Garzón (IU), Andrés Herzog (UPyD), Aitor Esteban (PNV), Íñigo Errejón (Podemos) y Marta Rivera (Ciudadanos), que fue la única en defender que debe retirarse el agravante de género en las penas por violencia doméstica.

El resto de representantes le reprochó tal idea, que proviene de una de las propuestas recogidas en el programa electoral de Ciudadanos. En el texto del partido de Rivera figuran en el apartado referido a la Igualdad y violencia de género e intrafamiliar (págs 203 a 205), las ideas de la formación naranja sobre la violencia de género "e intrafamiliar".

Pensamos que hombres y mujeres y todas las personas, se vean como iguales "Pensamos que hombres y mujeres y, en definitiva todas las personas, se vean como iguales, con el mismo valor y con los mismos derechos y tratamiento jurídico es un paso fundamental para acabar con la violencia de género, con cualquier otro tipo de violencia y con toda forma de discriminación", dice el preámbulo del apartado, que además recoge que "la sociedad española no debe permitir ningún tipo de violencia, especialmente la dirigida contra una persona a causa de su sexo, identidad o expresión de género".

Ciudadanos hace en su programa una serie de propuestas contra esta lacra, como pueden ser la de "elevar a la categoría de política de Estado la lucha contra la violencia de género y contra la violencia intrafamiliar". Además, propone otras medidas contra la violencia de género, como la elaboración de un Plan de Lucha contra la violencia de género e intrafamiliar, la ampliación de plazas en centros de acogida, mayor dotación presupuestaria y más medios de atención, campañas de sensibilización o mejoras en el ámbito judicial, entre otras.

Sin embargo, y éste es el párrafo que generó la polémica durante el debate, también se recoge que "en cuanto a la actual ley contra la violencia de género, en Ciudadanos pensamos que debe ser modificado para acabar con la asimetría penal por cuestión de sexo y la ineficacia de la propia ley".

Críticas a la propuesta

"Si ustedes no son conscientes de que las mujeres mueren y son asesinadas precisamente por su condición, es que no han entendido nada", le reprochaba Antonio Hernando a Marta Rivera. El candidato de Unidad Popular, Alberto Garzón, aseguraba que "la violencia machista se inscribe en un sistema que es el patriarcado, en el que hay una opresión del hombre hacia la mujer", por lo que él sí está de acuerdo "con la discriminación positiva, porque partimos de una desigualdad a todos los niveles".

Íñigo Errejón, de Podemos, añadía que "en cuestiones de igualdad uno puede discutir cuánto alcance tiene, pero yo no recortaría en prevenciones y castigos que la ley contra la violencia machista ya ha adelantado".