Las cuentas de España podrían aclararse el próximo año gracias al viscoso petróleo. El tirón de orejas de Bruselas a los presupuestos de 2016 podría ser menos doloroso si el precio del barril se mantiene bajo. No solo aliviaría la balanza comercial del país, sino que tendría un efecto positivo en el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) que el Ejecutivo estima en un 3% el próximo año, por encima de la estimación del resto de organismos internacionales.

Cada rebaja del 10% en el precio del petróleo puede beneficiar en 0,2 puntos al PIB españolAl no ser España un país productor de esta materia prima —compramos a otros países el 99,6% del petróleo que consumimos— las fluctuaciones del precio del petróleo impactan sobremanera en las importaciones de nuestro país. Un abaratamiento del mismo, por lo tanto, es un 'viento de cola' fundamental en la marcha de la economía española.

Los presupuestos generales de 2016 se confeccionaron el pasado verano tomando como referencia un precio medio del petróleo de 68,8 dólares por barril. Como cada tonelada de petróleo es capaz de llenar 7,33 barriles, se calcula que España ha importado 473,8 millones de barriles en los últimos doce meses. Con el barril a 68,8 dólares —y un tipo de cambio constante de 1,08 dólares/euro— España debería pagar en 2016 unos 29.991 millones de euros por su factura petrolífera.

Cuadro macro previsto en los PGE 2016

Sin embargo, si el precio se mantuviese en los 30 dólares, el coste de la importación de crudo en 2016 se reduciría a 13.078 millones de euros; es decir, ahorraríamos 16.913 millones. Algunas previsiones hunden aún más incluso el coste del barril. Los bancos estadounidenses Morgan Stanley y Goldman Sachs estiman que el precio caerá a 20 dólares. Y el británico Standard Chatered es aún más venturoso para rebajar a 10 dólares el precio al que podría descender el barril. El ahorro español, en este último caso, se elevaría a 25.632 millones de euros.

Evidentemente, este ahorro se produciría si se mantuviese el mismo nivel de importación récord que ha realizado España en el último año. Pero nada asegura que vaya a ser así. Fuentes del sector aseguran a 20minutos que "las empresas petrolíferas tienden a comprar más crudo ahora que el precio está muy bajo". Es lo que en el argot financiero se denomina contango. Como se piensa que el petróleo va a estar más caro en el futuro, se compra más materia prima ahora. Y el coste de almacenarlo es rentable con unos precios tan bajos. De ahí este repunte de compras lo que llevamos de año.

Precio del petróleo Importación (Ton.) Gasto (€) Ahorro (€)
68,8 dólares (*) 64,642 millones (**) 29.991 millones         -
30 dólares 64,642 millones 13.078 millones 16.913 millones
20 dólares 64,642 millones 8.718 millones 21.272 millones
10 dólares 64,642 millones 4.359 millones 25.632 millones

(*) Precio estimado en los  PGE 2016 / (**) Toneladas importadas en los últimos 12 meses / Tipo de cambio de 1,08$/euro

Los últimos datos publicados este martes por la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores) cifran en 59.199 toneladas la importación de crudo desde enero a noviembre de 2015, un 10,4% más que en el mismo período del año pasado, una cantidad ya superior al petróleo importado en todo 2014 y, más importante aún, la mayor cantidad importada por España en un ejercicio en toda su historia.

Las existencias de crudo y productos petrolíferos, según las últimas cifras de Cores, se elevaban a 18,3 millones de toneladas en noviembre de 2015, un volumen que no se alcanzaba desde abril de 2012 y un 10,87% más que en el mismo mes del año anterior. El incremento es más acusado en los productos petrolíferos (como las gasolinas) que en la materia prima en sí; los primeros han aumentado su stock de 10,06 a 11,64 millones de toneladas (un 15,7% más), mientras las reservas del crudo apenas han pasado de 6,4 millones de toneladas a 6,6 (un 3% adicional).

"En 2008 se realizaron fuertes inversiones para mejorar el proceso de refino, así que ahora se puede producir más y mejor", comentan desde el sector. Por eso las petroleras prefieren refinar cuanto antes el crudo y mantener las existencias, no tanto en forma de materia prima, sino en formatos de gasoil, gasolinas o querosenos.

Medio punto más de PIB en 2016

El derrumbe del petróleo en los tres últimos años —el barril de Brent llegó a cotizar a 126,22 dólares en 2012— ha beneficiado a los ciudadanos españoles, que pagan ahora menos por la gasolina y tienen más renta disponible para consumir. También a las empresas, que pagan menos por sus costes energéticos y de transporte y, por lo tanto, pueden tener más dinero para incrementar sus inversiones.

El crecimiento del PIB se verá favorecido por este empuje del consumo y de la inversión"El efecto sobre la macroeconomía es difícil de cuantificar, pero el crecimiento del PIB se verá favorecido por este empuje del consumo y de la inversión", explica María Jesús Fernández, analista en la Dirección de Coyuntura y Estadística de Funcas. "Cada rebaja del 10% en el precio del petróleo puede beneficiar en 0,2 puntos al PIB español", calcula.

Según Fernández, para que este crecimiento sea posible, el crudo debería tener ese precio medio a lo largo del ejercicio. Como la estimación del Gobierno en sus presupuestos es un barril a 68,8 dólares (63,29 euros), un barril a 30 dólares (27,6 euros) supone una caída cercana al 56%. El crecimiento de la economía española, según los cálculos de Funcas, sería de un punto del PIB, aunque no sería agregable directamente en este ejercicio. "Este año crecería medio punto [hasta el 3,5%] y el otro medio se iría transmitiendo al resto de los ejercicios", estima la economista de Funcas.

También saldrían ganando de forma indirecta las arcas del Estado. La Comisión Europea presiona a España para que realice ajustes en sus presupuestos porque piensa que no cumplirá el objetivo del 2,8% de déficit a finales de 2016, tal y como establece el Pacto de Estabilidad. "El Estado recaudaría más con el incremento de la actividad económica, con el mayor consumo de los hogares [más ingresos por IVA e IRPF]  y con la mejora de los resultados empresariales [más recaudación en el Impuesto de Sociedades]", dice María Jesús Fernández.

Un 'nubarrón' a medio plazo

El efecto inmediato a corto plazo es evidentemente bueno para los ciudadanos como para las cuentas del Estado. Pero a medio plazo, una constante de precios bajos del crudo puede tener efectos indirectos en nuestra economía. "La caída del petróleo es buena para España, siempre y cuando no se enmarque en una situacion económica global de debilidad", explica a 20minutos Mariano Marzo catedrático de la Universidad de Barcelona; "y esta reciente bajada está enmarcada en una crisis económica en ciernes".

"Estamos ante un riesgo muy importante", subrayó también este miércoles el jefe de S&P para Europa, Oriente Medio y África, Jean-Michel Six, que ve en los precios bajos del crudo una amenaza de desestabilización sociopolítica en los países productores. Es decir, el tiempo petrolero 'soleado' que disfrutamos ahora puede estropearse si los nubarrones que encapotan la economía de otros países se convierten en esa nueva "crisis económica en ciernes" que temía este experto de la UB y que algunos analistas creen que puede derivar en una nueva recesión mundial.

Países productores como Brasil, Noruega, Angola o Colombia están empezando a sufrir los embates de un petróleo barato, porque su coste de producir un barril es ya superior a lo que se paga por él en el mercado. También Nigeria —el mayor proveedor de petróleo para España, por delante de México— está en dificultades. Su coste para producir petróleo es de 31,60 dólares, según los datos de Rystad Energy. Rusia también ha anunciado recortes sociales este año si el precio del petróleo no se recupera.

Proveedor Toneladas de crudo Variación (*)
1. Nigeria 9,786 millones 13,6%
2. México 8,308 millones 10,1%
3. Rusia 7,397 millones 7,4%
4. Arabia Saudí 6,251 millones -6,0%
5. Angola 5,953 millones 25,9%

Datos de Cores en de enero a noviembre de 2015 / (*) Diferencia sobre noviembre de 2014

Marzo, experto Recursos Energéticos y Geología del Petróleo, augura un "panorama bajista" en los próximos tiempos al que "no ve freno". Este mismo martes, la directora-gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, consideró también el escenario de petróleo barato una realidad que podría prolongarse durante "un período sostenido".