Akira Toriyama, creador de Goku, Krilin, Vegeta y el resto de personajes del popular manga y anime Dragon Ball ha manifestado su gran decepción con la nueva serie de televisión basada en su personajes, Dragon Ball Super.

"He estado descontento con Dragon Ball en el pasado, así como con la película de acción real que llegó después —Dragon Ball Evolution—. He revisado el guión de la película anime y me he quejado sobre la calidad del anime televisivo. Quizá algún día habrá un trabajo que me gustará tanto que no seré capaz de dejarlo solo, en manos de otros", ha declarado Toriyama en una entrevista concedida a la revista japonesa V Jump con motivo del 30 aniversario de la saga.

He revisado el guión de la película anime y me he quejado sobre la calidad del anime televisivo

La decepción de Toriyama coincide con la de miles de fans de todo el mundo, que ya se han quejado en numerosas ocasiones de Dragon Ball Super. Los motivos de las protestas son muchos. En primer lugar, el nuevo anime comenzó siendo una extraña revisión de las películas La batalla de los dioses y La resurrección de Freezer, reescribiendo partes y dejando al final un guion bastante pobre.

Aunque el propio Toriyama ha estado más vinculado al proyecto que en Dragon Ball GT —serie desarrollada a mediados de los 90 al margen del autor— y se ha intentado continuar la historia donde quedó cuando él la abandonó —tras la derrota del monstruo Bu—, el anime no ha logrado contentar a nadie, no sólo a causa de su argumento sino también por culpa de su descuidado apartado artístico, con un dibujo y una calidad en la animación más que discutibles.

La falta de detalle, los dibujos amorfos que en ocasiones parecen hechos por un niño pequeño y la pobre animación han convertido Dragon Ball Super en objeto constante de quejas, burlas y memes en internet.

Ya tras el quinto capítulo, uno de los peores a nivel artístico, Toriyama dejó ver su insatisfacción. En aquella ocasión, aseguró que no creó Dragon Ball con la intención de pasar la vergüenza ajena que sufrió durante la emisión de ese episodio y dijo que prefirió montar la maqueta de un coche a verlo terminar.

A pesar de todas las críticas, la tercera temporada de Dragon Ball Super ya está en camino. Se estrenará el próximo 24 de febrero.