La presunta financiación irregular del PP madrileño podría llegar a los dos millones de euros. Así lo ha avanzado este viernes la Cadena Ser, después de la operación policial que el jueves llevó a la policía a la sede del partido en Génova.

Los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil registraron el sábado los domicilios del empresario -consejero de OHL y yerno de Juan Miguel Villar Mir- y del exgerente del PP, pero también dos despachos del primero y el que el segundo tiene en la sede del PP de Madrid, donde han inspeccionado su ordenador.

Una agenda en casa de Granados ha servido para abrir la línea de investigación referente a la presunta finaciación ilegal del PP en MadridLos investigadores han llegado a esta conclusión tras examinar los papeles del exconsejero de Esperanza Aguirre, Francisco Granados, líder de la llamada Trama Púnica.

Casi paralelamente a esta información sobre la posible financiación irregular del PP madrieño, Aguirre comparecía en la comisión contra la corrupción, pidiendo literalmente que ningún corrupto "quede impune" y confirmando que se siente "respaldada" por la dirección nacional del partido. "La corrupción nos está destrozando a todos".

En el registro de la casa de Granados en el marco de Operación Púnica en octubre de 2014 fue encontrada una agenda de 70 páginas que ha servido para abrir la línea de investigación sobre la presunta financiación irregular del PP madrileño.

Según esos papeles, Beltrán Gutiérrez Muliner, que fue número dos de Esperanza Aguirre y cuyo nombre ya aparecía en la contabilidad de la trama Gürtel, fue el destinatario de varias entregas de dinero a manos de Villar Mir. Esa agenda apunta también a Javier López Madrid, consejero de OHL y del Grupo Villar Mir, por lo que los agentes registraron su oficina personal en madrid en busca de documentos sobre los pagos.

Según las diligencias llevadas a cabo, los investigadores se inclinan a pensar que se llevaron a cabo varias entregas en metálico diréctamente al número dos de Esperanza Aguirre e incluso sospechan que el millón de euros que apareció en un altillo en casa del suegro de Granados podría proceder de Javier López Madrid.

En la citada agenda sólo contaban las iniciales de las personas involucradas, pero los nombres han podido ser descifrados gracias a la colaboración de David Marjaliza, considerado como uno de los cerebros de la trama Púnica, que lleva meses ayudando a los investigadores.