Miquel Iceta, primer secretario del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC), ha recibido a 20minutos en su despacho de la calle Nicaragua de Barcelona. A Iceta se le considera un hombre negociador, inteligente y dialogante. Quizás por eso, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias le han encargado desencallar el 'tema del referéndum en Cataluña' junto con Xavier Domènech de EnComúPodem.
¿En qué punto se encuentran las negociaciones?

Todavía no nos hemos visto desde que hubo estas declaraciones de Pablo Iglesias y de Pedro Sánchez (la entrevista se realizó antes de conocerse la reunión que mantuvieron Iceta y Domènech este jueves). Pero sí que merece la pena aclarar que sobre un referéndum de independencia no hay, ni va haber acuerdo. Merece la pena tocar de pies en el suelo y no crear expectativas falsas. Los socialistas tenemos que ser fieles a nuestro programa electoral, a la decisión del Comité Federal del PSOE, y al acuerdo con Ciudadanos que excluyen de forma explícita un referéndum de autodeterminación o sobre la independencia. Por tanto sobre eso no puede haber acuerdo.

Iceta asegura que el acuerdo sobre Cataluña se debe producir a tres y no a dos bandasHay que añadir una precisión, y es que la negociación y el acuerdo se debe producir a tres y se produce a partir de unas comisiones negociadoras que se reúnen estos días. Por tanto las aportaciones podamos hacer el PSC con EnComúPodem no substituyen, en ningún caso, las negociaciones a tres entre Podemos, Ciudadanos y PSOE.

Precisamente mirando los programas ¿hay más puntos de encuentro entre PSOE y Ciudadanos que con Podemos?

Primero hay que ponerse de acuerdo en una cosa que es importante tener en cuenta: estamos hablando de una legislatura, que son los próximos 4 años, no estamos hablando de los próximos 20 años, es un tiempo tasado. El problema entre Catalunya y el resto de España no se resuelve con una investidura. El problema viene de lejos y en su solución deberán participar muchos actores políticos. También actores que ahora no participan como CDC, ERC o el PP.

El problema se ha de resolver hablando, estos días el president Puigdemont se está reuniendo con Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera. Es muy chocante que con el único que no ha hablado es con el presidente del gobierno en funciones, y eso es muy raro. No podremos resolver el problema sin hablar y el cambio de gobierno puede abrir un escenario distinto.

Usted defiende el diálogo pero dentro del PSOE no sentó bien que Pedro Sánchez se reuniera con Oriol Junqueras por ejemplo

Esto se lo debe preguntar usted a los que dicen que no lo ven bien. Porque yo considero imposible resolver un problema sin diálogo. La única manera de conocerse, aproximarse, de compartir puntos de vista la única manera es hablando. Yo siempre defenderé el diálogo.

Sí que es verdad que hay gente que piensa que el diálogo es cesión, que el diálogo es rendición, es abandonar las posiciones de uno. Pues no, diálogo es encontrar puntos en común.

¿En los próximos días puede haber un documento o acuerdo de aproximación entre el PSC y EnComúPodem?

Con EnComúPodem llevamos varios encuentros antes del encargo que nos hicieron, y en dos ocasiones nos hemos visto Xavier Domènech y yo a solas. Hablamos bastante, creo que nos empezamos a conocer, sabemos en qué cosas estamos de acuerdo y en cuáles no. Ahora lo que hemos de hacer son aportaciones que sean útiles para llegar a un acuerdo, siempre teniendo en cuenta que los acuerdos se producen a tres. Nadie puede esperar que nosotros sustituyamos el trabajo que se hace en otro lugar.

¿Qué puntos de encuentro tiene con Xavier Domènech?

la reforma constitucional es el punto central de acuerdo de los tres partidosEn la reforma constitucional y en el encaje territorial estamos de acuerdo. Mi sensación es que la posibilidad de acuerdo entre Ciudadanos, el PSOE y Podemos no se traduce en un problema programático. Si no llegan a un acuerdo no es porque no hay puntos en común sino porque los partidos acaban haciendo un cálculo y piensan que unas nuevas elecciones les podrían ir mejor. Pero no hay diferencias insalvables, por eso los socialistas estamos empeñados en el acuerdo y en los puntos en común.

Defiende usted que el punto de encuentro central debe ser la reforma constitucional. ¿Pero no cree que será muy difícil sentar en una misma mesa a ERC y al PP para hablar de una reforma de la Constitución, y que se pongan de acuerdo?

Hemos de hacer el esfuerzo. Hay gente que piensa que en Catalunya no hay un problema y otros que dicen que ya han pasado página. Y el problema de debe resolver hablando, no hay otra vía.

Si hacemos las cosas bien, una mayoría de catalanes votarían a favor de la reforma de la Constitución, pero si eso no fuera así, hemos de seguir trabajando para buscar un nuevo acuerdo. Y los federalistas encontramos muchas soluciones como el Canadá. Estoy convencido que si llegamos a un buen acuerdo los catalanes y los españoles, en referéndum, lo votarán mayoritariamente.

¿Y el derecho a decidir?

El derecho a decidir no existe, porque si existiera lo podrías ir a reclamar a algún sitio, y eso no es así en ningún país del mundo. Existe el derecho de autodeterminación.

el derecho a decidir no existeYo pido a todo el mundo que haga un esfuerzo de rigor. Por ejemplo: referéndum sobre la independencia, eso sí que es claro, podemos estar de acuerdo o no, pero es claro. Ahora bien los socialistas defendemos que antes de preguntar por la separación merece la pena preguntar por un nuevo acuerdo, preguntar por una reforma constitucional. El derecho a decidir es demasiado abstracto, demasiado inconcreto ¿decidir qué y quién?

Pero en el PSC siguen habiendo voces que hablan precisamente del derecho a decidir…

En el PSC una vez habló del derecho a decidir de una forma legal y acordada. Eso es la reforma constitucional. Si alguien quiere hacer otro tipo de consulta que nos digan qué quieren preguntar y a quién.